Piden retiren los cargos a hondureño detenido en México

agosto 5, 2014

Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera, instó hoy a la Procuraduría General de la República de México  (PGR) que valore las pruebas y retire los cargos contra el migrante hondureño Ángel Amílcar Colón, detenido en Tijuana desde marzo del 2009, por el delito de delincuencia organizada.
«Le pedimos nosotros respetuosamente a la Procuraduría General de la República de México que antes de presentar la parte final del caso valoren nuevamente esas pruebas y desista de la presentación de la solicitud de condena para nuestro compatriota», dijo Herrera Cáceres.
El funcionario lamentó que el proceso de detención del migrante hondureño se haya viciado ya que no se realizó acorde con  las prescripciones internacionales,  al no permitírsele desde un inicio hablar con el cónsul para asegurar su defensa.
Cuestionó también que el  migrante hondureño haya sido sometido a torturas para obtener su declaración las que sirvieron para incriminarlo.
Indicó que las torturas denunciadas por Amílcar Colón fueron comprobadas por expertos forenses internacionales quienes le aplicaron el Protocolo de Estambul que establece reglas de carácter físico y psicológico a seguir para  verificar si la víctima  efectivamente fue objeto  o no de tortura.
Agregó que el resultado obtenido por los expertos internacionales fue incorporado en el expediente, sin embargo, el proceso penal siguió y se  omitieron una serie de acciones  con el objeto de dejar la incriminación fundamentada en un delito de crimen organizado en el cual, de acuerdo a las pruebas, él no ha tenido ninguna participación.
El funcionario reveló que en la detención del hondureño, por parte de las autoridades mexicanas, se vulneraron una serie de derechos como el debido proceso, el de presunción de inocencia que nunca se le reconoció, a su integridad física, que se le vulneró con las torturas  a las que fue sometido.
Agregó que inclusive se le violentó el derecho a la información sobre la asistencia consular, se le negó el  derecho a la comunicación con su familia, ha sido objeto de discriminación racial y se le han vulnerado todos sus derechos como migrante.
Herrera Cáceres explicó que debido a las múltiples violaciones a los derechos humanos de las que fue víctima Amílcar Colón, pidió a la Comisión Nacional de  Derechos Humanos de México que se acerque a la Procuraduría General de la República de ese país y examine el expediente y determina las vulneraciones que se han cometido.
Declaró que se están  reuniendo todos los elementos necesarios para seguir una investigación y acompañamiento hasta que se obtenga la liberación del migrante hondureño.
Ángel Amílcar Colón salió de Honduras el 7 de enero de 2009 para ayudar económicamente a su familia y poder cubrir la atención médica de su hijo mayor gravemente enfermo y que murió el 27 de septiembre de ese mismo año.
El pasado 21 de julio, Amnistía Internacional  señaló que considera a Ángel Amílcar  Colón un preso de conciencia, dado que la tortura fue perpetrada en su contra como consecuencia de la discriminación racial, dando lugar a un procesamiento infundado.
Actualmente, Colón se encuentra encarcelado en el Centro Federal de Readaptación Social No.4 Noroeste en Tepic, Nayarit en México, acusado de haber cometido diversos delitos federales como delincuencia organizada, acopio de armas de uso exclusivo del ejército y delitos contra la salud en su modalidad de posesión de cocaína y marihuana con fines de comercio.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *