Piden investigar asesinato de periodista

agosto 20, 2014

Grupos defensores de la libertad de prensa han exhortado a las autoridades de Honduras a que investiguen a fondo el asesinato de un periodista de televisión abatido a tiros frente a su casa la semana pasada.
El Comité para la Protección de los Periodistas condenó el asesinato de Nery Soto Torres y exhortaron a las autoridades a investigar los hechos y castigar a los culpables.
«Las autoridades deben investigar a fondo el asesinato de Nery Francisco Soto Torres, incluida la posibilidad de (que su muerte) esté vinculada con su labor de periodista, y llevar a los responsables ante la justicia», dijo el director del grupo, Robert Mahoney, en un comunicado.
La policía dice que dos hombres armados que esperaban en una motocicleta mataron a tiros a Soto Torres, de 32 años, el jueves cuando llegaba a su casa en la ciudad de Olanchito, Yoro.
El periodista dirigía y era presentadora de un programa noticioso en el Canal 23 de Olanchito. Dos de los colegas de Soto Torres dijeron al Comité para la Protección de los Periodistas que el reportero era una persona respetada y querida y que tenía cuidado de no ser beligerante en sus reportajes.
Wilberto Sánchez, coordinador de fiscales del Ministerio Público, dijo: «Indagamos si la muerte de Soto fue por robo, enemistades o el ejercicio del periodismo, pero no hay nada claro al respecto».
Por su parte, el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Roberto Herrera, instó al gobierno a «esclarecer rápidamente la frecuente muerte de periodistas en Honduras».
Señaló que «cada vez que muere un periodista se viola el derecho a la vida y se afecta la libertad de prensa, de pensamiento, de expresión y de informar adecuadamente a los hondureños».
Decenas de colegas de Soto Torres marcharon el martes por las principales calles de Olanchito para exigir al gobierno aclarar el crimen cuanto antes.
«Esta marcha es por Nery», dijo Miguel Romero, presidente de la Asociación de Periodistas de la localidad. «Exigimos a las autoridades que este asesinato no quede impune», agregó a los periodistas.
A la protesta se sumaron comunicadores de las ciudades vecinas de La Ceiba, Trujillo, Sabá, Sonaguera y Tocoa.
Por su parte, Camille Soulier, directora de la división de las Américas de la organización Reporteros sin Fronteras, expresó en un comunicado: «Las autoridades deben tomar medidas urgentes y deben procurarse los recursos necesarios para poner fin a la impunidad que impera en la mayoría de estos crímenes y que afectan a los que se atreven a investigar información sensitiva».
Por lo menos 46 periodistas, locutores y ejecutivos de medios han sido asesinados en Honduras desde 2003, según el gobierno, y más de 96 % de los casos no se han resuelto. Honduras es el país más violento sin conflicto bélico del planeta, con una tasa de 79 homicidios por cada 100.000 habitantes.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *