La leyenda urbana de más de cuatro décadas: Paul está muerto

noviembre 7, 2013

El próximo 9 de noviembre se cumplirán 47 años de la supuesta muerte del exbeatle Paul McCartney, un mito urbano que lleva casi cinco décadas de despertar polémica entre quienes lo creen y quienes lo consideran como algo imposible.

Todo comenzó cuando un locutor estadounidense recibió una llamada telefónica en octubre de 1969, donde un escucha le dijo que McCartney llevaba casi tres años muerto y que los otros tres beatles trataban de comunicarlo a través de pistas en las portadas de sus discos y las letras de sus canciones. Aunque oficialmente, sir Paul McCartney sigue vivo hasta la fecha.



Según la leyenda, el verdadero Paul había discutido con John Lennon y salió furioso de los estudios Emi de Abbey Road a eso de las 5:00 de la mañana; en el camino recogió a una joven llamada «Rita», quien al reconocerlo estalló en un ataque de histeria (típico de quienes admiraban a The Beatles) e hizo que el bajista perdiera el control y se estrellara contra un poste (en otras versiones dice que chocó con otro automovil). Ella habría escapado para pedir ayuda y al regresar encontró el auto incendiado y a Paul sin cabeza.

Una hora después, John Lennon, George Harrison y Ringo Starr habrían ido a identificar el cadaver, pero un agente del servicio secreto británico de, apellido Maxwell, les dijo que debían ocultar el suceso para evitar suicidios masivos. Así que habrían convocado a un concurso de dobles, mismo que habría sido ganado por el expolicía canadiense William Campbell, quien a través de varias cirugías plásticas obtuvo un parecido casi idéntico al de Paul.

Los cirujanos plásticos dicen que jamás podrían dejar el rostro de alguien igual al de otra persona mediante cirugía, además, conseguir a un doble que cantara igual, tuviese la misma estatura y el mismo peso, a menos que fuese un clon; cosa que es imposible. Lo cierto es que lleva 47 años en el aire y parece que cobrará vigencia por mucho tiempo más.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *