Para el 11 de enero programan audiencia contra pastor evangélico, acusado de violar a su hijastra

enero 5, 2023

San Pedro Sula, Cortés.

En la Sala Primera del Tribunal de Sentencia de los Juzgados sampedranos continuó el juicio seguido a José Alexander Coto Bonilla, pastor evangélico, acusado de dos delitos sexuales en perjuicio de una hijastra de diez años a quien supuestamente abusó sexualmente hasta los 15 años de edad.



Tras concluirse el debate este día, la Audiencia para la lectura de Fallo fue programada para el próximo miércoles 11 de enero.

El supuesto líder religioso en una iglesia cristiana en el sector “López Arellano”, en Choloma, Cortés, es acusado por la Fiscalía Especial de Protección de la Niñez y la Adolescencia, por el ilícito de Violación Agravada Continuada que, según el Código Penal es castigado con una pena abstracta de 15 años dos meses de cárcel hasta 17 años cuatro meses.

También se le imputa el supuesto delito de Otras Agresiones Sexuales Agravadas Continuadas que, de acuerdo con la legislación penal contempla una sentencia mínima de nueve años cuatro meses de prisión y una pena máxima de 10 años más ocho meses de encarcelamiento.

De ser declarado culpable a la sentencia se le añadirán diez años de libertad vigilada una vez salga libre, el doble del tiempo de la sentencia impuesta como prohibición para residir cerca o aproximarse a la víctima o a su domicilio, y además su inscripción en el Libro de Agresores Sexuales del Juzgado de Ejecución Penal. También se agregan las penas accesorias de inhabilitación especial e interdicción civil.

A José Alexander Coto Bonilla se le acusa porque presuntamente en la casa en la cual convivía con su pareja, un hijo de ésta y su hermana, la víctima, cuando tenía 10 años y su madre no estaba, desde 2014 él empezó a tocarla sexualmente y en abril de 2016, cuando la niña salió del baño por la fuerza la desnudo e intentó violarla, acción interrumpida por los gritos de una vecina que posibilitaron que la menor evitara la consumación del acto carnal no sin antes el agresor amenazara con matarla y a su madre y hermanos si contaba lo sucedido.

De acuerdo con el prontuario acusatorio, la afectada narró lo acontecido a su madre y a la abuela y cuando ésta última le reclamó la amenazó también con un machete.

A raíz de lo sucedido la compañera de hogar del encausado se separó un mes y regresó luego con él, quien en la mañana del 15 de mayo 2016 violó a la niña y repitió la acción por tres años en la casa y cuando regresaban de la iglesia a donde la obligaba a asistir, y entonces la introducía a matorrales o lugares baldíos en los repetía las violaciones que culminaron el 26 de julio de 2019, cuando la presunta perjudicad tenía 15 años y huyó de la casa y denunció el caso en la Policía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum