Padrastro secuestra menor de 12 años, la obliga a casarse con él y procrean 9 hijos

noviembre 19, 2019

La víctima tuvo nueve hijos con su agresor, con quien convivió en cautiverio en una especie de casa de campaña por varios pueblos mexicanos, sin que las autoridades los detectaran.

México

Rosalynn McGinnis, la joven casada a la fuerza con su padrastro en México, relató en una entrevista en el programa The Dr Oz el momento en que pudo escapar del cautiverio en el que la mantuvo por unos 19 años.



Henri Piette, quien fue arrestado en el país azteca en septiembre de 2017 por el secuestro de McGinnis, hoy con 39 años, se la llevó de la escuela en Wagoner, Oklahoma.

McGinnis fue secuestrada desde el recinto escolar en el 1997, cuando tenía  12 años, en una supuesta venganza contra la madre de la menor.

La víctima tuvo nueve hijos con su agresor, con quien convivió en cautiverio en una especie de casa de campaña por varios pueblos mexicanos, sin que las autoridades los detectaran.

Hasta que en el 2016, la joven  con la ayuda de una pareja escapó con ocho de sus hijos y pidió auxilio a la embajada estadounidense.

En la entrevista que será transmitida en su totalidad este martes ofrece detalles  de la huída.

Lea aquí: Dos hombres mueren abrazados en un auto que cae de repente en un pozo lleno de agua hirviendo

“Estábamos en una tienda de comestibles, nosotros estábamos enfrente de ellos y teníamos muchos niños, por supuesto, y estábamos yo y Henri Piette”, indica la joven en un anticipo de del programa.

“La diferencia de edad y la presencia de tantos niños (alertó a los desconocidos). De hecho, nos quedamos cortos para pagar la cuenta de la comida y ellos lo pagaron por nosotros”, continuó McGinnis.

“Ellos preguntaron que dónde vivíamos. Así empezó todo. Henri era del tipo que siempre mantenía a la gente alejada. Pero ellos sabían que algo no andaba bien. Así que decidieron hacer algo al respecto”, narró.

A raíz del encuentro, Piette forzó a los menores a mudarse, pero la pareja los encontró.

“Nosotros nos mudamos y ellos descubrieron donde estábamos y ella dijo como, ‘yo sé que algo está  mal. Si en algún momento puedes huir, yo te ayudo’”, recuerda que le manifestó la mujer.

La víctima se reunió con su familia en Kansas City, Missouri, tras la liberación.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *