Oportunidades para las mujeres

julio 23, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El escritor Yuval Harari en sus obras se refiere con mucha constancia al mundo de oportunidades que se abre para las personas con la evolución de los tiempos, lo que permite ganarle la carrera a la pobreza, para lo cual hay que abrir el camino que conduzca a las oportunidades. En los últimos informes de los organismos internacionales, BID y Banco Mundial, se dice que hay rasgos interesantes acerca de cómo la pobreza se ha ido reduciendo en el mundo, lo cual es atribuible a que los países están caminando con la creación de oportunidades. Uno de los reclamos que más saliva consume en ciertos sectores del país es la falta de oportunidades, a lo que atribuyen que la gente quiera escapar de Honduras para irse a EEUU. Aunque, los que inducen las caravanas de migrantes, tienen predilección por el argumento de la falta de oportunidades.



Huelga decir que, muchas personas que se integran a estos desplazamientos migratorios, abandonan sus trabajos en el país porque les han taladrado en la cabeza que, en el sueño americano en EEUU, ganarán mucho más porque en aquel país pagan en dólares. Así que, especialmente la izquierda omnívora hondureña, que es el sector responsable intelectual de inducir las caravanas con el apoyo de un millonario extravagante nacido en Hungría de apellido Soros, exige más oportunidades, desde luego que sin poner nada de su cuenta.

Pues, una de las fuentes de oportunidades es la gran iniciativa que ha tenido el gobierno, de crear Ciudad Mujer, que son centros donde hay servicios médicos gratuitos para las mujeres, para apoyarlas en el período prenatal, orientación para evitar los embarazos jóvenes, a la vez que desarrollan programas de formación donde las mujeres reciben cursos de elaboración de bisutería, de belleza, de economía doméstica, organización de pequeñas empresas y otra clase de iniciativas. Ciudad Mujer es lo que bien pudiera llamarse, un oasis de oportunidades para las mujeres, porque en cada centro Ciudad Mujer hay técnicos expertos en capacitar a las mujeres, a la vez que se les dota de un fondo inicial para emprender su propia empresa.

Hace algunos días leímos un artículo suscrito por Eduardo Marques Almeida y Jordi Prat, ambos funcionarios del BID, aparecido en diario El País de España, titulado “Lo que tendría que hacer Honduras para alcanzar todo su potencial” en el que comenzaban diciendo que “hay lugares a los que uno siente que los titulares del día no le hacen justicia, ese es el caso de Honduras”. Y Marques Almeida y Jordi Prat están en lo correcto, porque cada día en nuestro país se están haciendo cosas interesantes, entre las cuales hay que destacar Ciudad Mujer, que son centros que crean oportunidades.

Marques Almeida y Jordi Prat del BID citan en su artículo que uno de los mayores desafíos de Honduras es la inclusión social, lo que significa que hay que asegurarse que los beneficios del país lleguen a más hondureños, lo cual permitiría reducir significativamente el nivel de pobreza. En consonancia con esta apreciación de los funcionarios del BID, iniciativas como CIUDAD MUJER cubren el aspecto de inclusión social, porque estos centros constituyen un modelo innovador de generación de oportunidades, que debería ser institucionalizado para convertirlo en una estrategia nacional con un enfoque territorial, que podría recibir el apoyo de países amigos y organismos internacionales.

CIUDAD MUJER ha sido creada por el gobierno de Hernández Alvarado, pero si lo vemos como un modelo para generar oportunidades para las mujeres, aunque ha nacido en cinco ciudades importantes como son Tegucigalpa, San Pedro Sula, Choloma, Juticalpa y La Ceiba, debe ser expandido a todo el territorio nacional, de manera que Ciudad Mujer pronto esté presente en la zona sur, en el sector oriental, en la región occidental y en La Mosquitia, donde hay urgencia de llevar los beneficios del país a aquellos habitantes.

Si hay una estrategia ideal para crear oportunidades para las mujeres, esa es Ciudad Mujer, en la que el objetivo central es la inclusión social de la que tanto habla Harari en sus libros, porque partiendo que Honduras tiene más de 9 millones de habitantes, es muy posible que la mitad sean mujeres, por lo que el gobierno como política de Estado debe tener un mapeo de actividades productivas que les permita a nuestras compatriotas que no tienen posibilidad de estudiar una carrera universitaria, que se desarrollen como capital humano capacitado para emprender negocios y pequeñas empresas en varias áreas, lo que les hará tener un potencial productivo que les hará salir de la pobreza. Y esto lo pueden encontrar en Ciudad Mujer. Por eso creemos que Ciudad Mujer debe ser convertida en una estrategia nacional para lo cual el Congreso Nacional debe hacer lo concerniente.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 23 de julio de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *