Opinión de tres analistas respecto a las declaraciones de candidato presidencial

agosto 16, 2013

El mensaje que debe transmitirse frente a las elecciones generales es serenidad, ecuanimidad y ponderación, con llamados a la población para que vote por los candidatos más capaces, dijo este viernes el diputado Oswaldo Ramos Soto. El parlamentario nacionalista reaccionó a las recientes declaraciones del canditato del Partido Anticorrupción (PAC) Salvador Nasralla, quien declaró recientemente que no descartaba “una insurrección de la gente del Pac”  si él o la candidata de Libre no ganaba las elecciones a causa de un fraude electoral. “Nasralla de moderar «su criterio ideológico, sus expresiones valorativas sobre el proceso electoral», dijo el también expresidente del Congreso Nacional de Honduras. Mencionó que «se ha hablado en el pasado de elecciones ‘estilo Honduras’ y el propio expresidente Manuel Zelaya Rosales llegó a afirmar que él había hecho distorsión de la voluntad popular en las elecciones  y estas cosas no deben hacerse ya tenemos que limpiar las mesas».

Al respecto, el ex fiscal general Edmundo Orellana, de filiación liberal, consideró que si ocurre una insurrección «va ser muy serio porque unido a esta inquietud, a esta frustración política, va a venir todo el problema que estamos viviendo de orden social y económico que es serio, la extrema pobreza, el desempleo y la ausencia de recursos en las arcas nacionales, y la imposibilidad de tenerlos a corto plazo». Orellana señaló que si el próximo Presidente de Honduras gana con un poco margen, «vamos a tener problemas en este país, problemas serios y muy serios». Recordó que el resto de países de Latinoamérica, a excepción de Honduras, tiene sus mecanismos para evitar situaciones de crisis, como la segunda vuelta electoral, en la que participan los partidos que quedaron en los dos primeros lugares y se evitan de esta manera discusiones por los resultados electorales.



Sobre lo dicho por Nasralla, el exdiputado por el Partido Innovación y Unidad (PINU), Olban Valladares, consideró “no se debe poner atención en quién lo dijo sino en qué fue lo que dijo, y aquí el  hombre está hablando de un posible fraude en las elecciones”. Dijo que el tema debe llamar la atención del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que haga lo posible para blindar el proceso electoral, «este es un  campanazo, esta es una luz…está el fantasma del fraude». Para Valladares, los señalamientos de un posible fraude en las elecciones generales ha sido tomados a la ligera  por los partidos políticos, los candidatos y hasta por los mismos electores. “El pueblo hondureño ya no está dispuesto a aceptar y llegar al colmo que un Presidente de la República admita que su elección fue producto del tráfico, no puede ser más en este país”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *