OMS: América Latina es el “nuevo epicentro” de la pandemia del COVID-19

mayo 24, 2020

El caso más preocupante de la región es Brasil. El gigante suramericano se convirtió este viernes en el segundo país del mundo con más casos.

Ginebra, Suiza

Aunque desde hace semanas, el continente americano había superado la cantidad de contagios que se han registrado en Europa, estos conteos incluían a Estados Unidos, que con sus más de 1,5 millones de personas infectadas es de lejos el país con más casos en el mundo. Pero ahora el foco está en América Latina, incluso excluyendo las cifras del país norteamericano.



En la región se presentaron un tercio de los 91.000 contagios reportados al principio de esta semana por las autoridades de todos los países del mundo. Esto superó los nuevos casos en Estados Unidos y en Europa, en donde cada uno tuvo alrededor del 20 % de los diagnósticos positivos mundiales.

En las cuentas totales, sin embargo, América Latina todavía parece lejos de las cifras de otros lugares. En total, en la región han muerto más de 34.000 personas por el brote y se han infectado 617.000 individuos, en comparación con los 338.000 fallecimientos y 5,2 millones de contagios que se han registrado en todo el mundo.

Pero el problema de las naciones latinas es la rapidez con la avanza el virus. Mientras en países europeos y norteamericanos la curva ya va en descenso, en América Latina hay un “considerable aumento”, como lo señaló este viernes, Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por eso, él señaló que particularmente América del Sur “se ha convertido en un nuevo epicentro de la enfermedad”.

El caso más preocupante de la región es Brasil. El gigante suramericano se convirtió este viernes en el segundo país del mundo con más casos al registrar más de 330.000 contagios y en la mañana del sábado volvió a ser el tercero, luego de que Rusia le superara en contagios de nuevo. Ambos países están detrás de las estadísticas de Estados Unidos, pero por delante de otras naciones bastante afectadas, como Reino Unido, España e Italia. Además, las 21.000 muertes en Brasil representan más de la mitad de los decesos que el COVID-19 ha dejado en América Latina.