Omar Rivera: solo los mejores policías deben ascender

enero 21, 2017

Sería inadmisible cometer el error de recomendar el ascenso de oficiales que, meses después, terminen depurados, enjuiciados y hasta extraditados a los Estados Unidos

Omar Rivera, miembro de la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional, manifestó que el compromiso de esa instancia es recomendarle al Presidente de la República y al Congreso Nacional, “solamente aquellos oficiales que tengan el más elevado nivel de idoneidad para ascender al grado inmediato superior en la Policía Nacional”.

“Solamente los mejores deben ascender, aquí no cabe espacio para quien no tenga un perfil de excelencia y un eficiente desempeño en sus funciones; no todos los postulantes tienen asegurado un ascenso, los méritos determinarán si escala o no” dijo.



Rivera, reveló que además de la información contenida en el informe del Consejo General de Ascensos 2015-2016, la Comisión Especial tomará en consideración los resultados actualizados de las pruebas de confianza aplicadas a los aspirantes, la renovación de la declaración jurada de bienes ante el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) que todo policía debe efectuar anualmente y la información suministrada por los órganos contralores del Estado e instituciones operadoras de justicia sobre casos que involucren a los aspirantes; del mismo modo, será fundamental la evaluación del desempeño de estos oficiales y el contenido de las denuncias que en su contra existan en la plataforma ciudadana habilitada para ese efecto o en cualquier entidad estatal.

“Hemos recibido apoyo de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) y de la Dirección General de Medicina Forense, para la aplicación de las pruebas del psicofisiológicas (polígrafo), toxicológicas y psicométricas, mismas que se han realizado de acuerdo a estándares internacionales; debe quedar en claro que los oficiales que pretenden ascender debieron someterse a las pruebas de confianza a fin de actualizar los resultados de las mismas y garantizar que -de esta manera- su idoneidad, ya que de no hacerlo están condenados a no ser promovidos al grado inmediato superior” expresó.

Asimismo, el dirigente de la sociedad civil anunció que han recibido de parte del Ministerio Público (MP), Poder Judicial, Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH) y otras instituciones del Estado, “información clave sobre acciones de investigación y de persecución administrativa, civil y penal en contra de los aspirantes a ascenso policial, que servirán como elemento toral para la toma de decisiones de la Comisión Especial”.

“Reitero que de frente a la realización de los próximos ascensos de oficiales de la Policía Nacional, que se tienen previstos realizar en los próximos días, la Comisión Especial, ha establecido rigurosos procedimientos que garanticen que solamente los idóneos sean elevados al rango inmediato superior” hizo saber Omar Rivera.

Declaró que “sería inadmisible que se vuelva a cometer el error de recomendar al mandatario y a los diputados el ascenso de oficiales de policía que, meses después, terminaron depurados, enjuiciados y hasta extraditados a los Estados Unidos de América, por la supuesta comisión de actos ilícitos”.

“Una Policía Nacional que en 5 año tendrá más de 25 mil agentes requiere un liderazgo robusto, capaz y decente, por lo que la selección de los nuevos altos oficiales debe tomar en consideración los nuevos retos y desafíos de la institución; ya no se trata de tener ese recio y tosco jefe policial que a gritos quería imponer orden en la entidad, ahora se necesitan profesionales con elevadas calificaciones académicas, con un innovador pensamiento estratégico, probidad evidenciada en sus actos y un liderazgo a la vanguardia” exteriorizó el representante de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

Apuntó que “una revitalizada Policía Nacional demanda una alta oficialidad de óptima calidad para implementar los procesos de reforma y fortalecimiento institucional que tanto ha necesitado esta entidad golpeada –en los últimos años- por la falta de credibilidad y confianza ciudadana”.

El integrante de la Comisión Especial señaló que uno de los principales retos que se tiene en este momento es identificar “los futuros líderes policiales que darán sostenibilidad a la reforma institucional que se está gestando en los diferentes organismos de la entidad; es estratégico dejar instalado un liderazgo eficiente, legítimo y honesto al frente de la Policía Nacional e identificados los ‘campeones’ que volverán concreto el relevo generacional que revitalizará la entidad”.

“No basta con que egresen más de 3 mil nuevos agentes de escala básica del Instituto Tecnológico Policial (ITP) y hagan engrosar la nómina policial a lo largo y ancho del territorio nacional, también necesitamos altos oficiales de elevado quilataje profesional y de irreductible calibre moral a fin de garantizar la adecuada conducción de la Policía Nacional” afirmó.

El depurador indicó que “es importante el nombramiento de oficiales de excelencia que conduzcan la policía actual, que cuenta con 14 mil agentes y un presupuesto de Lps. 6 mil millones, pero también es esencial ir descubriendo quienes son los jóvenes oficiales que en media década tendrán la gran responsabilidad de liderar más de 26 mil efectivos policiales y un presupuesto que seguramente superará los Lps. 10 mil millones; se necesitan oficiales 5 estrellas”.

“La Comisión Especial pone especial empeño en garantizar que el proceso de ascensos de oficiales a los grados inmediatos superiores solamente promuevan a los más calificados y decentes; diseñar un sistema integral de evaluación e investigación de los integrantes de la carrera policial; e impulsar una profunda reforma de la Academia Nacional de Policía (ANAPO) y la Universidad de la Policía Nacional (UPN)”, informó.

El ascenso es un proceso administrativo legal para optar al grado inmediato superior, tiene como propósito mantener los cuadros orgánicos en el orden jerárquico de la Policía Nacional, reconociendo los méritos de cada candidato, estará reglamentado y regulado a través del Manual de Ascensos establecido para tal fin.

La asignación de cargos, debe ser en base a la clasificación de los miembros de la Policía Nacional; considerando el grado jerárquico, tiempo de servicio (antigüedad), formación profesional, capacidad profesional, especialidad, la aprobación de las evaluaciones de suficiencia física y exámenes de idoneidad; asimismo, superar con éxito las diferentes pruebas de rendimiento físico, evaluación del desempeño, eficiencia en el cumplimiento del deber, las diferentes pruebas de confianza.

Las Pruebas de Confianza son los instrumentos que se aplican para cuantificar la confiabilidad del servidor público en el cargo que desempeña. Se aplica a investigaciones de campo, evaluaciones, estadísticas y demás herramientas que faciliten la medición.

Estas pruebas son aplicadas a los aspirantes a ingresar a la Carrera Policial, para postularse a becas, capacitaciones, proceso de ascenso y cargos de confianza; entre las pruebas normalmente aplicadas se encentran las toxicológicas, psicométricas, psicofisiológicas (polígrafo), estudios socioeconómicos o patrimoniales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *