Nuevo Gobierno debe incentivar la inversión

diciembre 13, 2021

Nery Alexis Gaitán

Honduras es un país pobre, necesita urgentemente estimular la inversión nacional y extranjera. La generación de nuevos empleos debe ser una prioridad en el gobierno de la presidenta Xiomara Castro. Sobre todo, en este momento que la economía ha sido seriamente afectada por las tormentas tropicales y la pandemia.



Es necesario que su gobierno, en primer lugar, llame a la reconciliación nacional para unificar a la familia hondureña. Y, en segundo lugar, que respete nuestro sistema democrático y que lo fortalezca, respetando las instituciones que lo conforman.

Esto creará un ambiente de paz y tranquilidad. Y generará confianza en los inversionistas nacionales y extranjeros. Condición esencial para que se reactive la economía de una forma positiva. La política económica debe estar encaminada para atraer nuevos inversionistas, empresarios que estén dispuestos a invertir en el país.

La condición esencial es que se respete la inversión privada, y que se fortalezca el marco jurídico que favorezca el establecimiento de nuevas empresas, obviando trámites burocráticos absurdos. Por lo que es necesario mejorar en el ranking de “Doing Bussines”. El país debe tener condiciones muy favorables para estimular la inversión en todas las ramas.

Asimismo, debe darle continuidad a los compromisos previos, es decir, a los contratos y los acuerdos de inversión ya establecidos con el Estado y no tratar de rescindirlos por situaciones políticas; ello le dará una buena credibilidad al gobierno, porque evidenciará que está interesado en apoyar a los empresarios que desean seguir invirtiendo en nuestro país. Y, al mismo tiempo, que está respetando las leyes.

La situación económica está muy difícil, urge que se generen nuevas fuentes de ingresos a lo largo y ancho el país. Por lo que Honduras debe mejorar en la defensa de la seguridad jurídica para que continúen generándose empleos. Al respecto, recordemos que hay un ranking mundial sobre cumplimiento de contratos y estabilidad legal, en el cual el país no sale bien librado.

Por incumplimiento de contratos se ha demandado a Honduras en un 38.8%, del total de los contratos contraídos. Y, ante la opinión pública mundial, el índice de calidad de los procesos judiciales sólo anda alrededor de un 7.5%, lo que no genera confianza en los inversionistas internacionales. Es necesario que se mejore el sistema judicial para una mayor confianza en los inversionistas.

Se necesita, de forma inmediata, que se mejore el estamento jurídico, así se protege la propiedad privada y todas las inversiones realizadas por empresarios amigos. Lo recalcamos debido a su importancia, Honduras debe mejorar todas las condiciones para incrementar las inversiones; el país urge de nuevos recursos que produzcan más empleo y dinamicen la economía.

Debemos tener muy en claro que los inversionistas vendrán, si el país les ofrece una estricta defensa de la seguridad jurídica. El gobierno debe crear todas las condiciones idóneas que estimulen la inversión; es su deber si en realidad quiere mejorar las condiciones de vida de la población.

Como esta es una situación de vital importancia nacional, los tres Poderes del Estado deben actuar de una forma complementaria. En especial, los nuevos diputados deben legislar a favor de estimular las nuevas inversiones.
El gobierno, en general, debe tener una política de puertas abiertas hacia los nuevos inversionistas; y estimular la creación de nuevos proyectos de desarrollo en todo el país. Lo importante es generar nuevas fuentes de empleo, bajo un marco de responsabilidad legal, que sea confiable y atractivo.

La prioridad del nuevo gobierno es mejorar la calidad de vida de la población, y ese camino sólo es posible dinamizando la economía y permitiendo que se establezcan nuevos proyectos de desarrollo. Lo que permitirá la creación de nuevos puestos de trabajo, al tiempo que se generará un alivio social ante los graves problemas que ha ocasionado la pérdida de empleos, producto de la pandemia.

¡Los hondureños merecemos vivir en un país más próspero!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *