No hemos derrotado al COVID-19

agosto 20, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La duda que permea entre los representantes de la Mesa Intersectorial para no decidirse por la extensión de la reapertura de la economía al fin de semana es porque a conciencia en la mayoría de los delegados persiste la convicción de que hay que mantener las precauciones hasta el momento en que de verdad sepamos que la curva de la pandemia del COVID-19 se ha aplanado, o hasta que se anuncie que la vacuna está aprobada para ser usada por las personas. Y si bien nosotros, que somos empresa privada y que vivimos del movimiento de la economía, no nos aventamos a ejercer presión por una reapertura inmediata que incluya el fin de semana, es porque queremos estar del lado responsable de las personas que quieren estar seguros de que las condiciones están dadas para extender la actividad económica a los fines de semana. Hay quienes creen que hemos derrotado al virus, pero más bien el virus es el que sabe que los hondureños no estamos haciendo lo necesario por erradicarlo.



Como decíamos ayer, abundamos en las preocupaciones por la reapertura de la economía pero dejamos por un lado, como algo sin importancia que es la educación de los niños del sector público que son la mayoría, sin una solución que evite que miles de infantes se queden sin el pan del saber. Al paso que vamos, es posible que seamos el primer país donde abrirán primero los bares y centros nocturnos que las escuelas y colegios. La Secretaría de Educación ha reaccionado oponiéndose a la inoportuna iniciativa del diputado Inestroza que quiere ver promovidos a los niños sin haber cursado los conocimientos, una propuesta que premia el facilismo por encima del esfuerzo y el sacrificio, pero nada más, porque la Secretaría como autoridad del ramo educativo continúa en la inopia, no queriendo abordar el grave problema para no quemarse.

El gobierno, igual como lo han hecho los gobiernos de Costa Rica y México, no digamos EEUU, que han tomado como una prioridad atender el sistema educativo, sea en forma virtual o presencial, debe tener conciencia que la formación de nuevas generaciones es crucial, no es cualquier cosa lo que está en juego, es nada menos que el futuro del país el que está amenazado. Al no haber una atención debida al problema educativo de casi un millón de niños del sistema de educación pública, se deja en abandono a una generación que en los próximos años estará nadando en la mediocridad y la ineficiencia. Si llegara a aprobarse en el congreso la propuesta del diputado Inestroza, a estos niños se les fijará en la mente y en la conciencia una vez que deban continuar los estudios en forma normal, que si ya hubo una vez que se les regaló el grado, hasta podrían hacer cosas indebidas para crear las condiciones desfavorables para que las autoridades de nuevo los promuevan al grado siguiente sin haber hecho las pruebas ni cumplido con los rigores académicos, como bien lo dice el dicho «haz fiesta con lo que nada te cuesta».

Pero como decíamos al principio, si los delegados de la mesa intersectorial han tenido sus dudas para no prolongar la reapertura los fines de semana, es porque ni las mismas autoridades de Salud ni de SINAGER, han podido encontrar la solución de ejercer un control para evitar las aglomeraciones humanas que se dan por la inconsciencia colectiva de nuestros ciudadanos, que una vez levantadas las trancas para flexibilizar la cuarentena y facilitar la reapertura, tienen una tendencia a desbocarse y a salir en tropel olvidando las advertencias del distanciamiento físico y demás restricciones sanitarias.

En el caso de Educación, hay varios modelos de retorno a las aulas que ya se empiezan a practicar en Europa y algunas ciudades de EEUU, igual que han hecho varias ciudades de China, Taiwán, Corea del sur y Japón, países donde el virus atacó fuerte y siguen surgiendo los brotes, pero en los que la prioridad de reabrir la economía fue de la mano con la reapertura de las aulas para que los niños del sector público no se queden en el abandono sin el pan del saber. La Secretaría de Educación, para ser francos, no ha hecho el esfuerzo a que está obligada para buscar un modelo que permita a los niños recibir el alimento educativo. Los programas que se transmiten por los canales de televisión son de carácter complementario, no son programas que sustituyen los planes académicos calendarizados que permiten a los niños avanzar en la adquisición de conocimientos en forma ordenada. Que los niños puedan ver estos programas es bueno, pero no les forma el summun de conocimientos que el maestro les transmite en una clase donde enseña y evacúa dudas con explicaciones sobre cada lección.

Decirles a los niños que no se preocupen, que no tienen por qué sufrir las consecuencias de la pandemia porque de todas maneras estarán en el grado superior el próximo año sin haber recibido las clases y sin ser sometidos a las pruebas, es consolidar más de lo que ya está la pereza prodigiosa en el hondureño, es fomentar en los futuros ciudadanos el escapismo de que, cuando hay una crisis, no se preocupen, no hagan nada, porque de todas formas el Estado les resuelve el problema para que no se queden atrasados en su ascenso formativo.

Esto es grave, porque tendríamos para el futuro una generación escapista, y está bien que la Secretaría de Educación se haya opuesto a esta salida. Pero a la vez, está mal que la Secretaría no haga el esfuerzo necesario para adoptar un modelo educativo que permita a los niños de las escuelas públicas recibir clases en forma ordenada y efectiva, no solo viendo y oyendo por la televisión y la radio programas instructivos que transmiten datos interesantes, pero que no es el conocimiento riguroso que necesita el niño para formarse como es debido.

Una cosa es el autodidactismo y otra cosa muy distinta es la educación impartida en forma sistemática y científica, con el docente enfrente para ampliar explicaciones y evacuar dudas del estudiante.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 20 de agosto de 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *