No estamos exhaustos pero necesitamos descansar

septiembre 27, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Se viene la Semana Morazánica, bautizada así con el propósito de aglutinar en siete día las tres fechas que son feriados conforme el calendario cívico por el nacimiento del Gral. Morazán, la conmemoración del descubrimiento de América y el día dedicado a las Fuerzas Armadas, y que las autoridades decidieron agruparlas para conceder un período de vacaciones que las personas pueden aprovechar para hacer turismo interno en los distintos ramales turísticos que se han preparado para recibir a los visitantes. Es un período de descanso que viene bien, porque todo descanso viene bien, para visitar familiares o amigos o simplemente para refrescar la vista y el espíritu, para recargar las baterías biológicas que son las que activan nuestro organismo para estar en las mejores condiciones en el desempeño diario y hasta para botar el mal humor y deshacernos del mal carácter.



Los salvadoreños se otorgan este feriado en agosto, en España en la misma fecha existe este feriado nacional, mientras que distintos países contemplan vacaciones extras que son necesarias para el organismo. Pero también porque estos feriados, equidistantes de la Semana Santa y de las fiestas de fin de año, sirven para producir un movimiento económico interno, que es tan necesario para crear un revulsivo en las economías locales y nada mejor que el turismo interno para generarles ingresos a los pequeños y medianos negocios que dependen mucho de la llegada de los turistas.

No es que los hondureños estemos del todo exhaustos, porque trabajando 44 horas semanales tenemos una carga laboral término medio en comparación con las jornadas laborales de los países asiáticos, pero el organismo humano siempre necesita de un período de descanso intermedio que nos permita despabilarnos y descargar un poco las tensiones que almacenamos por el trabajo diario, constante, que al volverse una rutina, se convierte en estrés, un factor adverso para la salud que solo se puede contrarrestar con períodos cortos de solaz y esparcimiento y que se consigue cuando viajamos a otros lugares, disfrutando el paisaje doméstico y las comidas diferentes a las que se consumen de manera habitual.

Resultan muy convenientes estos períodos vacacionales cortos, que no afectan la producción del país, porque esta se recupera con creces con el movimiento económico que se genera con la movilización de personas durante seis o siete días. Partidarios que las personas en todo el mundo necesitamos cambiar el estrés por el bienestar que ganamos al olvidarnos del agobio por los tiempos trepidantes que vivimos, agravados por la atribulación que nos produce el atasco vehicular provocado no solo por el gran número de vehículos sino por las tomas de calles y carreteras por parte de grupos de desalmados que creen que solo ellos tienen derechos.

Particularmente percibimos que el Feriado Morazánico sirve para que los hondureños nos identifiquemos con lo nuestro, con los diferentes lugares, sus hermosos pasajes y sus distintos tipos de comida. Crear los ramales turísticos ha sido una buena idea, nos incita a adentrarnos en el territorio nacional, desprendernos unos pocos días de la capital y demás ciudades urbanas para encontrarnos con nuestra belleza rural que es muy rica. Este día en el Foro de Canal 10 observamos el pintoresco municipio San Pedro de Zacapa, que ofrece parajes encantadores, entre ellos un balneario formado por cristalinas aguas de la montaña que en una caída esplendorosa recrean la vista e invitan a zambullirse en una enorme poza.

Con los ramales turísticos a las diferentes regiones, se está creando la cultura por apreciar y disfrutar nuestras riquezas turísticas, que pronto creará el buen hábito de acostumbrarnos a visitar un lugar distinto cada fin de semana. Y lo bueno es que el movimiento que se genera con estos desplazamientos creará una derrama económica que inyectará ingresos a los pequeños y medianos negocios de las poblaciones del interior.

Como decíamos, no necesitamos estar exhaustos para descansar, más bien hay que anticiparse al agotamiento y al estrés yendo a nuestros preciosos poblados del interior cada vez que nos sea posible. Para todos los compatriotas que se empiezan a movilizar desde este fin de semana les sugerimos guardar toda la precaución posible para evitar accidentes y regresar a casa sin ninguna clase de incidentes que lamentar.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 27 de septiembre de 2019.