Niña de 10 años grabó con su teléfono los abusos sexuales de un cura

noviembre 12, 2019

El hombre le daba regalos a la menor

Italia

Marina  es el pseudónimo que se le dio a una niña de 10 años que ha vivido un verdadero infierno por culpa de un sacerdote.



Todo comenzó cuando el cura inició sus visitas asiduas a la casa de la menor para colmarla de regalos.

«¿Lo que hacemos don Michele y yo se llama sexo?», preguntó la pequeña a dos feligreses, a quienes le contó los hechos, pero ellos no le creyeron. Por lo tanto, la niña muy inteligentemente decidió grabar al cura con su celular.

Michele Mottola de 59 años le había regalado ropa, reloj y hasta una computadora.

Desde 2017, el párroco llegó a San Giorgio, un poblado de Nápoles, donde se ganó la confianza de la menor y de su familia.

La pequeña, dándose cuenta que nadie le creía, tuvo que grabar los actos del sacerdote.

“Te tendría aquí desde la mañana hasta la noche. ¿Sabes que te amo?”, dice Mottola en una de las grabaciones, difundidas por el programa italiano Le Lene.

En otra grabación se escucha a Marina sollozar y la voz del hombre que le dice: “Toma esto para secarte”.

Cuando Mottola supo que la niña había hablado con otras personas sobre los ataques, habló con los padres de Marina y le dijo “eres como los terroristas suicidas islámicos, que lanzan una bomba, matan gente y escapan”.

En mayo de 2018 el sacerdote fue denunciado ante las autoridades y expulsado de la parroquia, pero fue aprehendido por la policía hasta apenas hace unos días, cuando el caso fue ventilado en televisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *