Narcos colombianos prestan dinero fácil en calles de Honduras

noviembre 23, 2017

Los afectados no pueden interponer una denuncia porque el préstamo se hace de palabra, y las autoridades mexicanas consideran este tipo de préstamos como una forma de lavar dinero.

 

Tegucigalpa, Honduras



Desde hace unos dos años se ha detectado en las calles de la ciudad de Tegucigalpa y San Pedro Sula, personas con acento colombiano cargando mochilas repletas de dinero y ofreciendo prestamos fáciles.

Un comerciante de ropa usada en la populosa colonia Kennedy, en Tegucigalpa, denunció que un hombre se le acercó ofreciéndole un préstamo, pero el dueño de negocio no aceptó porque le pareció “sospechosa” la oferta.

Estos criminales operan en carios países de Latinoamérica y le denominan préstamo “gota a gota”.

Modo de operar

Por pagar las facturas o comprarte un televisor puedes poner en riesgo tu negocio, tus propiedades, a ti mismo o a tu familia.

Te dan el dinero rápido, sin garantías ni avales, a devolver en cuotas muy pequeñas, pero intereses altísimos.

Estamos hablando de los préstamos «gota a gota», también conocidos como «préstamos express» o el «prestadiario».

Te interesa: Por aire y tierra realizan operativos a nivel nacional (VIDEO)

Esta actividad tiene décadas de existencia y es legal en muchos países, pero comienza a preocupar a las policías de Latinoamérica por los delitos asociados a ella.

La imparable invasión de carteles mexicanos a Centroamérica

Grupos compuestos muchas veces por colombianos han sido detectados, y algunas veces arrestados y condenados, en varios países por delitos que derivan de esta práctica como la usura,el robo,lavado de dinero y agresiones.

Si no cumples con tus cuotas, es muy posible que corras peligro.

«De algún lado yo tenía que conseguir la plata para pagar»

Después de que te dan el dinero que necesitas, por lo general tienes 20 o 30 días para devolver el monto más un interés que oscila entre el 10% al 40%.

Los cobradores, en muchos casos colombianos, asistirán puntuales durante ese tiempo para que entregues la cuota diaria.

Así le sucedió a Carlos, un taxista chileno que se prestó alrededor de US$150 y terminó pagando cinco veces esa cifra: US$750.

México

Hace dos años comenzó a operar en México una red de colombianos que presta dinero a pequeños comerciantes y vendedores ambulantes en un esquema conocido como «gota a gota», que consiste en otorgar préstamos sin condiciones, pero con la exigencia de pagarlo diariamente durante 20 días, con intereses altísimos.

Autoridades mexicanas advirtieron que se trata de un un sistema desarrollado por narcotraficantes colombianos y genera ganancias de hasta 100 millones de pesos a la semana (unos 5 millones de dólares).

De acuerdo con una investigación del noticiario En Punto de Televisa, los colombianos ofrecen préstamos sin necesidad de fiadores, que cobran en pequeñas cuotas con intereses de hasta 20%. Si la persona se retrasa con el pago, los prestamistas se llevan parte de su mercancía, golpean a los deudores e incluso amenazan a sus familiares.

La red de prestamistas está integrada por 1.500 colombianos que llegaron a México como turistas y desde 2015 empezaron a entregar tarjetas en mercados y pequeños comercios de la Ciudad de México y el Estado de México.

Enganchan a la gente al ofrecer el dinero en menos de dos horas, sin fiadores ni garantías, y el único requisito es tener un comercio y proporcionar una credencial de elector.

Si las personas aceptan el crédito informal, los cobradores acuden todos los días en motocicletas a los negocios. Los comerciantes que no pagan la cuota son amenazados, golpeados y pierden parte de su mercancía.

Los afectados no pueden interponer una denuncia porque el préstamo se hace de palabra, y las autoridades mexicanas consideran este tipo de préstamos como una forma de lavar dinero.

De acuerdo con el presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Constanzo, las deudas se convierten en un derecho de piso porque los intereses moratorios son excesivos.

Hay quienes han cerrado sus negocios, aseguró, porque no pueden solventar la deuda en un lapso de 20 0 30 días, bajo la presión de los colombianos que acuden a las casas de los deudores para exigirles el pago.

Di Constanzo añadió que las personas aceptan la deuda porque no tienen acceso al financiamiento de un banco.

Esta red opera en las delegaciones Cuauhtemoc, Venustiano Carranza, Miguel Hidalgo, Benito Juárez e Iztapalapa, y en la zonas centro, Tepito y La Merced, donde hay comercio ambulante. También operan en 22 estados del centro y sur del país, aunque se han registrado casos en Baja California.

Las autoridades capitalinas no saben la procedencia del dinero, pero en Colombia está relacionada con grupos de la delincuencia organizada.

El modus operandi que deriva en robo, agresiones e incluso secuestros fue desarrollado por grupos criminales colombianos y se ha extendido por otros países de América Latina como Bolivia, Chile y Argentina.

Autoridades de otros países han lanzado campañas para prevenir a la ciudadanía de ser víctimas de redes de prestamistas.

En 2016 el Ministerio de Perú promovió «No prestes tu vida», para advertir del negocio Gota a Gota que tiene presencia en 97 ciudades de ese país.

Autoridades del Consejo de Seguridad de Colombia dijeron en 2016 que el cobro Gota a Gota contribuyó al aumento de delincuencia y homicidios en las comunas de la ciudad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *