Mujer supo que estaba embarazada hasta que le tocó dar a luz en su casa

mayo 8, 2020

Puerto Rico

Los milagros, como el amor, surgen inesperadamente y así lo ha podido experimentar en las últimas horas María Juliana Rivera Ramírez, una joven que supo esta madrugada que estaba embarazada cuando tras presentar un fuerte dolor parió en su hogar, asistida por su progenitora y unos paramédicos de emergencias médicas de Lajas, a un hermoso bebé que ha llenado de esperanzas a su familia en tiempos en que la sociedad vive angustiada por la pandemia del coronavirus.



Esta historia “de película” comenzó poco después de las 12:00 de la medianoche cuando un fuerte dolor en el vientre y espalda baja despertó a María Juliana, una estudiante de medicina en la Universidad de Valencia, en España, que tuvo que regresar a la isla hace dos meses ante la preocupación surgida mundialmente por la pandemia de la COVID-19. Esta enfermedad se propagó rápidamente en la “Madre Patria” y ha causado 256,855 contagios y 26,070 muertes.

“El dolor no se me iba. Todo lo contrario, cada vez era peor pero y yo no quería ir al hospital por el revolú que está pasando con el coronavirus… así que fui al cuarto de mis papás y les dije: ‘no aguanto el dolor’… creíamos que era que estaba bajando piedras de los riñones”, contó la joven de 23 años a Primera Hora.

“Son momentos en los que se tiene que dar gracias a Dios porque traje al mundo a un bebé saludable en un momento en que pensaba que todo se estaba desvaneciendo. De esto se aprende que Dios nos pone lecciones y cosas en el camino que siempre vamos a poder sobrepasar y que las bendiciones siempre están y que los milagros ocurren. Y para nosotros -para mí y para mi familia- ese milagro se llama Ían José” María Juliana Rivera.

“Le dije a mami que me dolía mucho y que quería ir al baño. Entonces, ella mira y ve que se asoma la cabeza del bebé… todos nos quedamos en shock porque de todo, lo menos que pensábamos era que estaba en labor de parto. Mientras, todo esto pasaba yo decía: ‘¿cómo es posible? Si todo ha estado normal (la menstruación) y yo nunca sentí nada raro. Es verdad que había ganado unas libras, pero se las achaqué al estrés de haberme mudado (a finales de septiembre) para España y al asunto de los estudios”, explica a Primera Hora, quien tiene una maestría en psicología y hace una semana culminó a distancia su primer año como estudiante de doctorado de neuropsiquiatría.

Mientras todo ocurría, los progenitores de María Juliana llamaron al Sistema de Emergencias 9-1-1 a pedir ayuda para lo que a todas luces era el nacimiento del primer nieto de la familia. Ese pedido de auxilio llegó al despacho del Negociado de Emergencias Médicas en Lajas y el gran reto lo debían enfrentar los paramédicos Ángel Rivera y Charimar Montaño.