Mujer demanda a hoteles de Estados Unidos por no combatir el tráfico sexual

diciembre 12, 2019

 

Estados Unidos 



Una mujer que sufrió tráfico sexual en hoteles en los estados de Oregon y Washington, Estados Unidos, demandó a seis grandes cadenas hoteleras ante un tribunal federal, alegando que no lograron frustrar el crimen y que fueron cómplices de su abuso.

El abogado de la demandante, Joel Shapiro, dijo este jueves que el mayor fracaso de estas cadenas hoteleras es su “incapacidad” de aplicar políticas y utilizar los recursos disponibles y las listas de “verificación ampliamente conocidas y aceptadas que ayuden a identificar estos casos”.

La demandante identificada como A.B, presentó la demanda el pasado lunes en un tribunal de distrito federal en Portland (Oregon), en el que alega que Hilton, Wyndham, Marriott, Choice Hotels, Extended Stay y Red Lion Hotels descuidaron el tráfico sexual en sus hoteles y no intervinieron “para continuar obteniendo ganancias”.

A.B. asegura que sufrió reiterados casos de violación, abuso físico, abuso verbal, explotación, tormento psicológico y encarcelamiento en los hoteles de los demandados desde septiembre de 2012 hasta marzo de 2013, según alega la demanda.

Su traficante captaba a sus clientes mediante anuncios publicados en internet y obligaba a la demandante a tener relaciones sexuales con al menos siete “clientes” por noche.

Shapiro explicó que hay señales que pueden indicar que alguien en un hotel puede ser víctima de tráfico sexual, como que parezca “desorientada o poco clara sobre la fecha o el lugar donde está o la inconsistencia en lo que cuenta y la falta de contacto visual”.

Otra de las señales de alarma, dijo, es que la persona “vista de manera inapropiada para la edad o el clima, lleve poco o nada de equipaje, parezca desconfiar de la seguridad del hotel y no hable libremente” o muestre “signos de abuso físico o emocional y otra persona lleve su identificación o dinero”.

La demanda dice que los hoteles obviaron indicadores de actividad sexual comercial como botellas de lubricantes, cajas de preservativos, pedidos excesivos de toallas y ropa de cama, además del hecho de que las habitaciones eran alquiladas por su proxeneta con dinero en efectivo mientras A.B. era la que hacía uso de la habitación.

Indica además que el 63 por ciento de los incidentes de tráfico sexual en Estados Unidos tienen lugar en hoteles, ya sea de lujo o en los más económicos.

Hilton y Wyndham dijeron en un comunicado que condenaban cualquier tipo de explotación hacia las personas, pero las cadenas Marriott, Choice Hotels, Extended Stay y Red Lion no hicieron comentarios.

Esta supone la última de una serie de acciones legales recientes en todo el país para responsabilizar a los hoteles por el tráfico sexual, después de las ya presentadas en los estados de California, Georgia, Ohio y Washington.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *