Mujer con ovario poliquístico logra tener bebé pese diagnóstico

septiembre 13, 2019

 

Estados Unidos 



Una mujer hispana de 37 años que padece el síndrome del ovario poliquístico, los médicos le dijeron que era prácticamente imposible que quedara embarazada.

Debido a su condición, las irregularidades en su menstruación son normales; sin embargo, el pasado 25 de agosto Carla Collazo, recibió una gran sorpresa.

En días previos a esa fecha, su peso no había variado mucho, y aunque padecía hinchazón en los tobillos, le pareció normal porque pasaba mucho tiempo de pie en su trabajo como recepcionista en Delaware, Estados Unidos.

No obstante, se dio cuenta de que algo no estaba bien cuando comenzó a sentir un fuerte dolor de espalda y estómago. Como no tenía seguro, se negaba a ir al médico; sin embargo, finalmente no aguantó más decidió ir a urgencias.

En el trayecto, a Carla se le fue haciendo cada vez más difícil seguir manejando debido a los fuertes “colicos”, por lo que pasó a la casa de su cuñada para pasar al baño.

Alexandra Santos, cuñada de la mujer, le recomendó primero ducharse para ver si se sentía mejor. Carla hizo caso del consejo; no obstante los dolores se intensificaron mientras se bañaba y empezó a gritar, su cuñada llegó inmediatamente.

Mujer Delawre embarazo da a luz 2

Collazo recuerda haberse sentado en el baño, pensando que tenía un cólico estomacal  y repentinamente empezó a expulsar un líquido acuoso y sangre. “Pensé que estaba teniendo un aborto espontáneo“, comentó a Delaware Online.

Posteriormente, sintió que algo grande cayó en el inodoro, acababa de ser madre. “¡Algo se me ha salido, algo se me ha salido!”, gritó. Su cuñada llamó al 911 y se percató de que había un bebé, pero se quedó callada.

“No quería decir nada porque no quería decepcionarla si el bebé no respondía”, comentó Santos; en ese momento, la bebé comenzó a llorar.

Sacaron a la pequeña del inodoro, la envolvieron en una manta y esperaron la llegada de los servicios de emergencia.

La familia está conmocionada por este hecho, pues Carla y su pareja llevaban un tiempo intentando ser padres. “¡Es una bebé milagro!”, expresó la cuñada.

“Siempre quise un bebé”, expresó collazo. “Siempre me ocupé de otras personas. Ayudé a mi hermana a criar a sus tres hijos”, agregó.

La menor, que nació pesando apenas 1.3 kilogramos, fue bautizada como Amoura Rose y aún necesita estar bajo cuidados.

La nueva madre está muy emocionada y aún se recupera del susto. Apenas puede creer este hecho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *