Mujer ‘cazaba’ hombres en redes sociales para robarles

diciembre 14, 2019

En complicidad con su novio la mujer decía que le gustaban los «maduritos» en su perfil y mostraba su escultural cuerpo

España

En España la historia de una asesina ha conmocionado al país entero. Se trata de Hedangeline Candy Arrieta, de 34 años, una de venezolana, quien usaba las redes sociales como Badoo, para enganchar a sus víctimas.



Pero la voluptuosa mujer no operaba sola, pues al parecer a tres de las personas a las que asesinó, lo hizo en complicidad con su novio identificado como Mohamed Achraf, de 35 años y otro sujeto que aún no ha sido identificado.

Según reportes, ella quien usaba sobrenombres como Daniela Mendoza, Bella y Dulce Ángel, aprovechaba sus atributos físicos para enganchar a los hombres a quienes citaba en diferentes lugares donde la mujer, su pareja y en ocasiones el tercer cómplice: secuestraban, robaban, ataban y propinaban brutales palizas a quienes caían en su trampa.

Se tiene registro de que al menos tres hombres fueron víctimas de esta pareja, a uno de ellos, lo enterraron vivo, pero antes, le rompieron el cráneo y las costillas según confirmó la autopsia.

Florin J., un camionero rumano de 37 años, fue su primera víctima, a él Candy Arrieta le pidió ayuda para recoger unas pertenencias en casa de su abuelo, pero en vez de eso, lo secuestraron, le dieron shockes eléctricos y le vaciaron sus cuentas bancarias, al final lo abandonaron y lo ataron en un lugar aislado.

Su segunda víctima fue Julián L., un empresario de 59 años a quien el pasado 4 de septiembre, lo golpearon le robaron sus pertenencias y querían que su familia pagara un rescate para que lo liberaran pero al ver que no lograrían obtener nada lo dejaron igual que a su primera víctima, abandonado y herido.

Su última víctima no corrió con la misma suerte, a José Antonio Delgado Fresnedo, de 54 años, le rompieron el cráneo y las costillas, y al parecer al creerlo muerto lo enterraron vivo.

Desde el 5 de octubre Hedangeline Candy Arrieta, de 34 años, y Mohamed Achraf, de 35, están en prisión.

Tomado de El Diario NY.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *