Muerte de una bebé por COVID-19 conmociona a Bolivia

abril 9, 2020

 

Bolivia 



La muerte este jueves de una bebé de cinco meses por coronavirus en Bolivia golpea “donde más duele” y ha hecho que las autoridades adviertan de que el país puede verse en una de la “peores situaciones” en el continente por la enfermedad.

A la menor se le diagnosticó coronavirus hace una semana y fue internada en una unidad de cuidados intensivos.

Urenda no dio mayores detalles sobre el deceso de la menor, solamente comunicó que había muerto esta jornada en un hospital de Santa Cruz, a pesar de los esfuerzos médicos para hacer que mejore.

El secretario de Salud ya había adelantado hace unos días que la bebé tenía una “enfermedad cardiaca de base”, algo que se cree que complicó su estado.

El ministro interino manifestó su preocupación por los episodios de incumplimiento de la cuarentena decretada en el país, tras reunirse con integrantes del comité que trata esta emergencia.

Rojo manifestó que “cuantiosos ciudadanos no están cumpliendo las reglas” de restricción y advirtió de que de seguir la situación así, “la enfermedad se extenderá como una mancha de aceite”.

Incluso alertó de que la crisis sanitaria podría asemejarse a la que se tiene en Ecuador, donde hace algunos días se reportaron centenares de muertos en las calles en la ciudad de Guayaquil.

“¡No seamos sinvergüenzas!”, recriminó el ministro interino, dirigiéndose a la población, y aseveró que no se descarta un “repunte” del número de muertos para los siguientes días.

Este jueves comenzó el “encapsulamiento” de la ciudad de Montero, al norte de Santa Cruz, de más de 100 mil habitantes, en la que se reportó alrededor de una veintena de casos y la muerte de una mujer gestante.

“Es una vergüenza, empezando por los ciudadanos que piensan que esto es un carnaval”, lamentó el ministro interino de Defensa, Luis Fernando López, que hizo un sobrevuelo en Montero para verificar el cumplimiento de las restricciones.

Por seis días los pobladores de Montero tienen prohibido de salir de sus casas como medida para contener los contagios de COVID-19.

López lamento que algunas calles de Santa Cruz y supermercados estén llenos con distintos justificativos, situación que también ha sucedido en mercados de Cochabamba y La Paz, donde no se ha cumplido con las distancias de prevención.

En Bolivia se han reportado ya dieciocho muertes y 264 casos confirmados, según el Ministerio de Salud.