Muere de covid-19 cura pederasta que se fotografiaba en posiciones sexuales con niños

junio 7, 2020

La sentencia fue considerada como “histórica” por ser la primera contra un cura pederasta en Ciudad de México.

México

El cura Carlos López Valdez murió tras contagiarse de coronavirus o COVID-19 en la cárcel. El sujeto pagaba una condena por el delito de pederastia o abuso sexual contra menores.



Así lo dio a conocer el abogado del cura, quien denunció que el religioso adquirió la enfermedad por la falta de control sanitario dentro en los centros penitenciarios en México.

El sacerdote Carlos López falleció a los 73 años a causa de COVID-19, su estado de salud se agravó pues tenía antecedentes de diabetes, confirmó personal del Reclusorio Sur donde purgaba la condena por abuso sexual a menores.

Se detalló que López presentó problemas para respirar desde el miércoles 3 de junio, por lo que fue trasladado a la Torre Médica de Tepepan, donde tuvo que ser intubado. Tras permanecer dos días conectado a un respirador artificial, perdió la vida.

Recordemos que en 2018, López Valdés fue sentenciado a 63 años de prisión después de ser encontrado culpable por abuso de menores.

Su caso tomó relevancia por las pruebas difundidas pues el hombre se fotografiaba desnudo y con sus víctimas en posiciones sexuales y hasta se le acusaba de participar en una red internacional de pornografía infantil.

La justicia tardó en llegar, pues a pesar de que la denuncia fue presentada en el año 2007 porJesús Romero quien acusó al cura, la detención de Carlos López fue hasta el año 2016.

Jesús Romero era menor de edad y monaguillo de la parroquia de San Agustín de las Cuevas, en la alcaldía de Tlalpan (entonces delegación) al sur de Ciudad de México, cuando el sacerdote comenzó a abusar de él.

La sentencia fue considerada como “histórica” por ser la primera contra un cura pederasta en Ciudad de México.

La Iglesia católica de la capital mexicana manifestó su disponibilidad para colaborar con las autoridades y se solidarizó con la víctima y su familia.

La Arquidiócesis afirmó que una de las prioridades de la iglesia católica es terminar con los abusos cometidos contra menores de edad.