Modelo revela las citas de redes sociales más horribles que ha tenido

octubre 8, 2019

Algunas de las citas llegaron a un extremo perturbador

Reino Unido

La modelo Jodie Weston anunció que renuncia a las citas por las redes sociales.



Tomó la decisión tras una serie de desastrosas experiencias que la orillaron a cerrar su perfil de Tinder.

La joven de 26 años contó a un medio británico que todas fueron pésimas, pero una en especial en la que un hombre le compró un chihuahua como mascota y después lo mató «accidentalmente».

Se vieron en un bar en Londres, donde el sujeto terminó cayéndose de la silla, no se sabe si por el alcohol o por sus posturas.

“Mi cita pasó todo el tiempo inclinado sobre su silla, en posturas muy extrañas. Sospecho que todo era para verme mejor el escote. Estaba a punto de poner una excusa y decirle que tenía que irme, cuando él se inclinó demasiado hacia adelante y cayó al suelo”.

Luego intentó con otro, viéndose con él en el cine. Sin embargo, antes de entrar a ver la película, una mujer gritó.

“Me di la vuelta y vi a una mujer que venía directa hacia nosotros. Todo lo que pude ver fue sus gestos y que señalaba a su anillo de boda en su mano. ¡Estaba casado! No tenía ni idea, obvio. Les dejé gritándose y me fui”, explica.

El tercer intento de cita, sin embargo, fue la peor experiencia de la modelo hasta el momento.

El hombre apareció en su apartamento para recogerla, pero en lugar de llevarle flores o chocolates, apareció con un chihuahua como regalo.

Aunque afirma que le gustan mucho los animales, ella no podía aceptar ese regalo. Cuando lo rechazó, el hombre cambió la cara y, según relata, parecía que el diablo se hubieraa apoderado de su alma”. Él salió furioso con el cachorro, diciendo que si no lo quería qué iba a hacer, ¿comérselo?

La modelo pensó que nunca volvería a verlo, ni al hombre ni al perro, pero se llevó una gran sorpresa cuando vio al hombre sentado fuera de su apartamento días después.

“Me mantuve en contacto con él después de la cita, no porque quisiera seguir saliendo con él, sino porque estaba preocupado por el bienestar del perro.

“Continuó tratando de verme, pero yo le dije que me iba a ver a mi familia. La mañana que me iba a ir, bajé las escaleras para subir al auto de mi madre, ¿y a quién vi esperando afuera de la entrada de mi edificio?”.

Ella se negó a salir con él y redujo el contacto telefónico y los mensajes, pero cuando se enteró de que el perro había muerto se preocupó por si la situación se tornaba aún más peligrosa.

No supo muy bien las causas de la muerte del animal, lo que sí sabía es que no quería ver más a ese hombre, pero él era muy insistente. La llamaba y acudía a su edificio.

“Después de que murió el chihuahua, traté de cortar completamente las cosas con él, pero él no aceptaba un no por respuesta. Un día, llegué a casa y el conserje del edificio me llamó para mostrarme que me habían enviado un enorme oso de peluche, el más grande que jamás había visto”.

Luego empezó a recibir mensajes de texto preguntando por el regalo. Muchos mensajes. La modelo le dijo al portero que le prohibiera la entrada al edificio. El hombre fue y al ver que no podía acceder amenazó con llamar él mismo a la policía si no le devolvía el oso de peluche.

Hay hombres que llevan muy mal ser rechazados.