Misas políticas de medianoche

octubre 18, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Cuando la política se hace rehén, es decir, cae prisionera de la tecnología, no hay confesión ni revelación que quede oculta ni en secreto. Una vez que la lengua se zafa frente al teléfono, este aparatito captura y embobina todas las palabras. La confesión que Doris Gutiérrez le hiciera a uno de sus correligionarios, revelando lo que ya se sabía, solo sirve para comprobar que Salvador Nasralla se había despicado en las últimas encuestas, temor que lo llevó a multiplicar sus exabruptos verbales, y que lejos de favorecerlo políticamente lo han mandado a poner los pies en polvorosa para colgarse de una rama de LIBRE buscando salvarse para no cargar personalmente con un tercer fracaso electoral.



Doris Gutiérrez que tiene un máster en la técnica de salvamiento político, es una artista de la maniobra para quedar con vida en los procesos electorales sin tener un capital electoral propio, solo agarrándose de los pescantes ajenos para continuar el viaje electoral y seguir viviendo de las funciones públicas. No hace mucho tiempo, Doris Gutiérrez era una de las que más se quejaba porque en el Congreso se hacían sesiones a altas horas de la noche para aprobar leyes y tomar decisiones en la profundidad de la penumbra nocturna. Parece que esta experiencia le ha caído muy bien a Doris, tanto es así que la ha cultivado para favorecerse en los momentos en que miraba muy cruda su situación y no encontraba otra salida que no fuera encaramarse en LIBRE, utilizando a Salvador Nasralla.

La confesión de Doris Gutiérrez debe haber dejado pasmados y convencidos a los ingenuos que habían depositado su confianza en el partido Salvador de Honduras, que con el abandono de su líder y creador Salvador Nasralla, el PSH es un partido condenado a extinguirse antes de las elecciones, porque con el máximo líder fugado e incorporado a las huestes de LIBRE, el PSH se convierte en un «nada político».

Doris Gutiérrez y Salvador Nasralla han dado cátedra de lo que es el «oportunismo inmoral»; saber que las encuestas mandaban a pique a Nasralla le puso los pelos de punta a Doris, que ni corta ni perezosa, en una de esas misas negras de medianoche que tanto ha criticado, lograron que Mel Zelaya y Xiomara se olvidaran de los agravios insultantes de Salvador, que semanas antes dijo oprobios de Mel, lo menos que dijo es que había matado bastante gente, y que pronto ofrecería detalles.

Como esta clase de políticos comen en el mismo plato donde han vomitado sus adversarios, el reencuentro de Nasralla con Mel y Xiomara no es nada extraño, nada más que Salvador debe saber de antemano que la posada que le han ofrecido en LIBRE es la cama de clavos en la que se acuestan los faquires hindúes para sacarse los dolores del cuerpo. Con este acercamiento urgente que ha buscado Nasralla para no caer en el precipicio, se le presenta a Mel Zelaya la oportunidad que esperaba de cobrarse los agravios que ha recibido de Salvador, como nadie se los había hecho.

Salvador Nasralla peca de una ingenuidad asombrosa, en LIBRE sabían que como su situación política era precaria, sin soportes económicos y sin estructuras, no podía ir muy lejos. Si las encuestas habían descubierto que Nasralla cayó en una despicada indetenible, ya no era un refuerzo atractivo para fortalecer la campaña de Xiomara. Y ahora con la revelación de las interioridades de la debilidad de Nasralla, confesada por Doris Gutiérrez, la alianza de hecho se hace trizas, porque nadie que esté en caída puede ser tabla de salvación.

Las declaraciones de líderes locales de diversas comunidades que respaldaban a Nasralla y que al sentirse traicionados por la escapada de su líder, retornan a sus antiguas trincheras políticas, comprueba la dispersión de las bases del partido SDH, por lo que LIBRE no puede pensar que recibir a Nasralla es un pingue negocio político, sino lo contrario, porque la desbandada en las bases del PSH es un hecho.

La política es la práctica de todo lo posible, nada más que hay de políticos a politiqueros. Entre estos últimos el oportunismo inmoral es el arte de la sobrevivencia y si se tiene que empeñar lo poco de dignidad que les queda, no tienen reparo en hacerlo. Una alianza de Nasralla con LIBRE, después de toda la fusilería verbal que le había disparado Salvador a Mel Zelaya, se miraba imposible. Por eso despierta una enorme sospecha: ¿qué hace que Mel Zelaya le abra los brazos a Salvador Nasralla, después de las acusaciones oprobiosas que este le ha lanzado de manera pública?

La política es una actividad cívica, quienes la ensucian son las personas que practican un estilo de hacer política en que la moral es un aspecto desconocido. Y la telefonía moderna, el grandioso avance de la tecnología, se ha encargado de dejar en evidencia los tratos inmundos que hacen las personas que se autocalifican como los próceres de la verdad y la decencia.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 18 de octubre de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *