Ministro de Singapur aconseja «dejar de tocarse la cara» para prevenir coronavirus (VÍDEO)

febrero 27, 2020

En un discurso el ministro de salud de Singapur esclarece las formas de contagio que tiene la enfermedad

Singapur

El ministro de salud de Singapur, Gan Kim Yung, explicó la forma en la que se puede contagiar el COVID-19 o nuevo coronavirus.



En el vídeo del discurso que se publicó a principios de febrero, el funcionario tranquiliza a sus oyentes al informar que la letalidad del coronavirus es menor que la de otros virus de la misma familia como el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, advierte que la tasa de transmisión es más, es decir, se contagia con mayor facilidad.

Gan explica que las gotitas que las personas expulsan al toser o estornudar son el vehículo de contagio más común. Si entran en contacto con manos, ojos o boca de otras personas, terminarán infectándose.

No hay evidencia de que pueda transmitirse por aire.

El virus es capaz de sobrevivir algunos días en superficies como mesas o sillas, así que pueden infectar a las personas que toquen esos lugares.

El profesional de la salud considera que las dos medidas más importantes que las personas pueden tomar son: lavarse las manos con agua y con jabón de manera frecuente, y evitar tocarse la cara con las manos.

De acuerdo a la evidencia, sería raro que una persona se contagiara por entrar en contacto con otra cuyos síntomas no se han presentado, pese a tener el virus en su organismo.

Por lo tanto, la probabilidad de contagio es más alta si la persona desarrolla los síntomas y empieza a toser o estornudar.

Mascarillas no ofrecen protección

Gan deja claro que el uso de mascarillas en las personas sanas «no ofrecen ninguna protección».

El ministro explica que, al usar la máscarilla, “es más probable que nos toquemos la cara cuando nos ajustamos constantemente la mascarilla que es una manera como la enfermedad se extiende”.

Y esa es precisamente la razón por la que es tan importante evitar tocarse la cara, cosa que el funcionario singapurés tuvo que recordarlo tras un codazo que le diera un colega ministro luego que lo viera haciéndolo. “Deja de tocarte la cara”, le espetó.

Según Gan, el uso de la mascarilla procede cuando la persona ya desarrolló los síntomas de la enfermedad y necesita salir. Pero se la pone para proteger de contagio a los demás, no a sí misma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *