Migrantes hondureños planean cruzar frontera sur de México este lunes

enero 20, 2020

El Instituto Nacional de Migración (INM) aclaró que permitiría el paso de grupos de hasta 20 migrantes.

Guatemala

Miles de centroamericanos de la caravana migrante aguardan en un campamentos a lo largo de la frontera de Guatemala con México tras haber decidido aplazar su entrada al país norteamericano hasta este lunes. Las autoridades informaron que cerca de 820 hondureños ingresaron a México bajo las reglas establecidas por el Gobierno, pero no se precisó a dónde se trasladaron.



En el municipio guatemalteco de Tecún Umán estima que habrá hasta 2,500 migrantes, por lo que han instalado campamentos móviles extraordinarios, pues la Casa del Migrante tiene capacidad para atender solo a 400 personas, explicó a EFE Ramiro Quezada, especialista en salud del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Más de 500 migrantes se instalaron en un albergue provisional.

“Va a depender mucho de la negociación que haga el Gobierno de Guatemala con el Gobierno de México. Lo que están ahorita haciendo es negociando para ver qué tipo de forma tienen para que esta gente pueda continuar el camino que han pensado desde que salieron, ya sea de Honduras o de El Salvador”, describió el experto.

Lea aquí: Figuras clave discuten sobre el juicio político a Trump

Aunque las autoridades mexicanas se preparaban para recibir la entrada masiva de los migrantes, integrantes de la caravana comentaron a Efe que postergarían el intento hasta la mañana del lunes porque necesitan descansar, esperar a más compañeros y resguardarse del sol.

Algunos también manifestaron intranquilidad por el altercado que ocurrió este sábado con la Guardia Nacional mexicana, que restringió el paso del puente fronterizo Rodolfo Robles cuando decenas de migrantes intentaron cruzar la frontera a empujones.

Sin embargo, el Instituto Nacional de Migración (INM) aclaró que permitiría el paso de grupos de hasta 20 personas, con la condición de que solicitaran asilo de manera formal, pues el Gobierno mexicano ha ofrecido refugio solo a quienes decidan trabajar en la zona sur del país.