Migrantes hondureños en EEUU piden un nuevo TPS como antidoto a las caravanas

febrero 5, 2021

La petición de un nuevo TPS se sustenta en la grave situación creada el año pasado por los huracanes Eta e Iota.

Miami, Estados Unidos 

Cada migrante hondureño en Estados Unidos sostiene en promedio a cinco personas en su país, afirmó este viernes la Fundación 15 de Septiembre al hacer un llamado al presidente Joe Biden para que conceda protección migratoria a una comunidad que es el motor económico de una Honduras en crisis y «aislamiento».



Con ese dato extraído de la base informativa de los hondureños en EE.UU. que está realizando la Fundación 15 de Septiembre, su presidente, Juan Flores, resaltó las consecuencias que tendría un regreso masivo de migrantes a su país si no pueden seguir en la nación norteamericana.

«Por estadísticas no formales sabemos que hay arriba de un millón de hondureños sin un estatuto migratorio», señaló Flores en respuesta a una pregunta de Efe.

ALIVIO PARA UNA HONDURAS EN CRISIS

Para esas personas es para las que esta organización sin ánimo de lucro y también el Gobierno de Honduras han solicitado un Estatuto de Protección Temporal (TPS), independiente del que actualmente ampara a miles de hondureños, el cual fue prorrogado hasta octubre próximo por la Administración del ahora expresidente Donald Trump.

En una declaración leída en la rueda de prensa, en la que también participó la vicepresidenta de la fundación, Maybelle Castillo, y su director de Asuntos Migratorios, Jack McGuire, se pide al presidente Biden «darle trámite a la solicitud de un nuevo TPS para los hondureños enviada por las autoridades de Honduras, a través del canciller Lisandro Rosales, el 4 de diciembre de 2020».

Rosales estuvo este jueves en Washington, donde se reunió con Roberta Jacobson, la asistente especial del presidente Biden, y con el consejero de seguridad nacional, Juan González.

En una entrevista con Efe, el canciller pidió que se aborden las causas de las caravanas de migrantes que parten de Centroamérica, que, a su juicio, tienen un propósito «político» que apunta a «desestabilizar» a su país, a México e incluso a EE.UU.

La petición de un nuevo TPS se sustenta en la grave situación creada el año pasado por los huracanes Eta e Iota que, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), causaron daños por unos 2.000 millones de dólares. A ello que se suma la pandemia de la covid-19.

En Honduras «la economía está quebrantada y se vive una crisis humanitaria y política», dijo Flores a Efe para destacar el «enorme alivio» que supondría para su país el hecho de que los migrantes en EE.UU. pudieran regularizar su situación.

Se alejaría así el fantasma de un regreso masivo, una situación que, según la Fundación 15 de Septiembre, «podría propiciar la creación y movilización de muchas más caravanas de migrantes hasta este país del norte».

Maybelle Castillo dijo al respecto que la fundación defiende una «migración ordenada», pero el Gobierno hondureño «prácticamente está expulsando» a la gente del país al no crear condiciones para que exista trabajo y oportunidades.

 POR EFE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *