Migrante retornado: «Hay mucha gente que pierde la vida por el sueño americano, pero no vale la pena»

septiembre 10, 2021

San Pedro Sula, Honduras

«Hay mucha gente que pierde la vida por el sueño americano y no vale la pena», afirmó Israel Vargas Zambrano, originario de Amapala (Valle), quien llegó en un vuelo proveniente de Arlington (Texas), después de haber sido expulsado de Estados Unidos por ingresar ilegalmente al país norteamericano.



Con semblante cansado y desanimado, junto con otras 114 personas retornadas, incluidos niños y adultos, Israel esperaba su turno para realizar el trámite migratorio que hacen todas las familias migrantes en su llegada al Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) Belén en San Pedro Sula.

«Me tocó aguantar de todo; hambre, insultos, maltratos, de todo. Ahorita aunque se vaya con niños no hay pase», relató Israel.

Vargas Zambrano envió un mensaje a los hondureños que quieren viajar ilegalmente a Estados Unidos: «Yo les aconsejo que no hagan eso. Es querer perder la familia, los hijos; lo que se sufre en ese camino no es fácil, ese camino no es para nosotros».

Atención con calidez

La directora del CAMR Belén, Julia Medina, dijo que a los compatriotas retornados «aquí los atendemos con su comida calientita y su recibimiento cálido. El trámite se les hace más rápido para que ellos no se tarden, por algunas unidades familiares que tienen que regresar a su lugar de origen».

Medina enfatizó que en el CAMR Belén se da apoyo a los connacionales retornados de México, Estados Unidos y de otros países.

Además, se les brinda información sobre programas gubernamentales que dan apoyo a los compatriotas retornados, con el fin de generar ingresos, reactivar la economía local y emprender su propio negocio.

«También les hacemos conciencia de la ruta migratoria; que es tan peligrosa tanto para las mujeres como hombres y niños, por los secuestros que hay y la trata de personas», mencionó Medina.

«Hay bastante gente deportada»

Adán Morales, también migrante retornado, expresó que «es muy difícil el camino y le digo a la población que no se muevan de acá. Mucho maltrato el camino para los niños».

Morales, con tono entrecortado, dijo que migrar con niños y creer que pasará la frontera de Estados Unidos «es mentira, todo falso, hay bastante gente deportada. Desde que iba en el camino iba sufriendo, aguantando hambre, sed, frío, sol, durmiendo en el piso con el niño».

Importante

Una de las funciones del CAMR en conjunto con instituciones como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Fondo Noruego y la Comisión de Acción Social Menonita (CASM) es suplir las necesidades inmediatas de los migrantes retornados, como alimentación, transporte, kit de aseo personal y llamadas telefónicas para comunicarse con sus familias.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *