«Mi hermana llegó muerta al hospital», dice hermana de universitaria que murió en celda policial de La Esperanza

febrero 8, 2021

La Policía Nacional explicó en un comunicado que la joven Keyla Patricia Martínez se quitó la vida

Intibucá, Honduras

Nancy Martínez, hermana de Keyla, denunció que su hermana llegó muerta al hospital, dato que contradice a la Policía Nacional, cuyo comunicado narra que encontraron a la universitaria tratando de quitarse la vida y que la intervinieron para llevarla al hospital Enrique Aguilar Cerrato.



Keyla Patricia Martínez, estudiante de enfermería en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), fue detenida por «escándalo en la vía pública en estado de ebriedad, y violar el toque de queda» el sábado por la noche, según las autoridades.

El comunicado informa que en las rondas de supervisión de celdas la encontraron tratando quitarse la vida «por suspensión», por lo que la llevaron al hospital donde falleció.

El Subcomisionado de la Policía, Melvin Alvarenga, estaba atada con su blusa, atada a la puerta de la celda hacia su cuello”.

La sospecha cae sobre la Policía Nacional cuando Jessica Rodríguez, tía de Keyla, declaró “hasta ayer (sábado) a las 9:00 de la noche Keyla estaba sobria, por que estaba acompañada de mi hija en una cena con sus amigas; donde nosotros tenemos pruebas que estaban compartiendo sin ninguna bebida alcohólica”, apuntó.

La pariente criticó que “queremos que se investigue esta situación, hay muchas contradicciones; hablan de escándalo público, de estado de ebriedad. Dicen una cosa, dicen otra, entonces nos llama mucho la atención”.

Este lunes por la mañana, su hermana Nancy afirma que «su hermana llegó muerta al hospital». «Estaba el doctor allí al lado, si él estaba allí por qué no lo buscaron para darle los primeros auxilios, si estaba intentando quitarse la vida».

«Les convenía que mi hermana muriera, porque seguramente le hicieron algo», señaló.

También habla de testigos que le relataron que su hermana se encontraba sola en la celda y que escucharon ruidos. «Después escucharon que mi hermana dijo que se iba a matar, y llamaron a la policía, y nadie hizo nada hasta que mi hermana estaba totalmente muerta».

Nancy afirma haberle pedido pruebas a las autoridades pero se las negaron. Exige pruebas y que suspendan a todos los que trabajan en esa posta policial, ya que todos están encubiertos «en el asesinato de mi hermana».

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *