Menor era utilizada por su hermana mayor para hacer trío con el novio

abril 17, 2019

La madre de ambas pide justicia para la mayor

 

Argentina



Una adolescente de 18 años utilizó a su hermana menor de 14 para hacer un trío con su novio de 27 en Buenos Aires, Argentina.

La madre, al darse cuenta, denunció a su propia hija y a su pareja de haber abusado de la menor. Las identidades no han sido reveladas.

Según el relato de la señora, el abuso sucedió durante los 8 días que ella estuvo ausente por un viaje que realizó a Tucumán.

Alega que la víctima fue forzada a tener sexo con su hermana y el novio de ésta.

“La chica le pidió a su hermanita que se acueste con su novio de 26. El joven escuchó la orden, agarró el brazo de la más pequeña, la tiró sobre la cama, le bajó salvajemente los pantalones y comenzó a tener sexo con ella”, se lee parte de la denuncia criminal a la que hace referencia el medio.

La denuncia se emitió en noviembre pasado, sin embargo, los acusados permanecen en libertad de manera inexplicable.

“Mientras el sujeto violaba a la menor, le pidió a su novia que besara a la pequeña. Estas situaciones se replicaron durante días y terminaron cuando la madre de las jóvenes volvió de Tucuman. La víctima se negó a dar más detalles ante la justicia”, agregaron.

“Mi hija mayor y su novio violaron a la más chiquita. Carolina le ató las manos y dejó que su pareja, Edgardo Ramón Graneros, haga lo que quiera con ella”, relató la madre a Crónica

Agregó: “Antes de tener sexo, Carolina agarraba a su hermana, la metía a bañar y afeitaba sus partes. La preparaba para abusarla junto a su pareja”.

Estoy desesperada, triste, amargada y enferma porque no se hace justicia. Los aberrantes hechos ocurrieron en mi casa. Cuando miro los muebles y las habitaciones, vienen imágenes terribles a mi mente”, describió.

“Cuando Carolina se enteró que la menor habló conmigo, se escapó y no la volví a ver. Se fue a vivir con su novio a una casa de Tigre. Se fue sin decir nada. No sé cómo reaccionaría si volvería a ver su cara”.

La mujer, a la que solo identifican como Carolina al igual que la presunta agresora, indicó que la situación la ha llevado a sufrir episodios emocionales graves. “Me dan ataques de ira, sufro crisis de nervios, quedé enferma. Pensé en atarme a las rejas del Congreso para que alguien haga algo. Tengo mucho dolor dentro mío”, sostuvo.

Sobre su hija, dijo que la situación incluso le ha afectado el desempeño escolar. “Mi hijita no es la misma. Tiene problemas en la escuela, no puede relacionarse bien con la gente. Está triste, angustiada, se siente muy mal. Intentó quitarse la vida, se cortó los brazos con un cuchillo. Vivió una tortura y quedó enferma”, detalló.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *