Medio año después, Cuba y EEUU sin acuerdo sobre embajadas

junio 17, 2015

Hace seis meses, los presidentes Barack Obama y Raúl Castro sorprendieron al mundo al anunciar el fin de medio siglo de hostilidad oficial entre sus naciones.
Turistas, políticos y ejecutivos estadounidenses viajaron a Cuba como si se hubiera derrumbado el muro de Berlín del Caribe.
Algunos grupos de interés, respaldados por empresas, cabildearon en el Congreso para que se levantara el embargo comercial impuesto hace medio siglo. Estrellas del fútbol y del basquetbol de Estados Unidos jugaron ante multitudes alborozadas en La Habana.
El portal Airbnb expandió su alcance a la isla y ahora enlista miles de viviendas de particulares para la renta.Los diplomáticos de ambos países buscaron espacio adicional para sus oficinas, alistaron las astas de las banderas y ordenaron imprimir papelería con la palabra «embajada» en lugar de «sección de intereses».
Pero medio año después del anuncio del 17 de diciembre de 2014, ninguna de las dos naciones ha hecho anuncios referentes a lo que los observadores calificaron entonces como un inminente acuerdo para la apertura de embajadas en Washington y La Habana.
«Eso lo que te demuestra es la complejidad de este proceso», dijo Jesús Arboleya, politólogo y exdiplomático cubano en Washington. «Si el inicio ya ha tomado este tiempo, imagínate los conflictos que se pueden originar después de su funcionamiento».
Las negociaciones para llegar a un acuerdo sobre las embajadas han tomado cuatro rondas de intensas negociaciones sobre la libertad de los diplomáticos estadounidenses para viajar por Cuba e importar bienes para su misión diplomática.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *