Medicina Forense reconoce haber entregado un cadáver equivocado

mayo 19, 2018

El cuerpo había sido ingresado el 3 de abril, a la 1:30 de la mañana, procedente del Hospital Escuela, donde falleció derivado de un accidente de tránsito.

 

 



Tegucigalpa, Honduras.

Miembros de una desconsolada familia velaron y dieron cristiana sepultura a un cadáver que les fue entregado de forma equivocada en la Dirección General de Medicina Forense (DGMF), en Tegucigalpa, ya que creían que un pariente había muerto y en realidad se encuentra interno en una sala del Hospital Escuela Universitario (HEU).

El inusual suceso trascendió el jueves anterior, cuando a la morgue capitalina llegaron varias personas a reclamar que les habían entregado el cadáver de otra persona.

Lea aquí:  SPS: mujer quema con agua hirviendo a seis niños

Después de 26 días de haberlo llorado, velado y sepultado en uno de los terrenos de la familia, se dieron cuenta que a quien enterraron fue a otra persona. Un total desconocido, que no llevaba su misma sangre.

Las autoridades de Medicina Forense aceptaron que cometieron el error de entregar un cuerpo equivocado.

El inusitado error -pero no precisamente el primero- ocurrió el 20 de abril del presente año en la oficina de la morgue del Ministerio Público de la capital, cuando los parientes de Luis Alonso Díaz Santos llegaron en su búsqueda, ya que tenía varios días desaparecido.

Búsqueda

El encargado de turno de la entrega de cadáveres explicó en ese momento a los familiares que con las características que ellos buscaban, solo había una persona.

El cuerpo había sido ingresado el 3 de abril, a la 1:30 de la mañana, procedente del Hospital Escuela, donde falleció derivado de un accidente de tránsito.

Al siguiente día, el sábado 21 de abril, cumpliendo con los roles asignados, otro empleado del Ministerio Público retomó el caso y siguiendo el protocolo, fue al congelador, le tomó una fotografía al cadáver y se las mostró a los angustiados ciudadanos.

Lea también: Cae mujer que permitía que hijo mayor violara al su vástago más pequeño

“Nos enseñaron una fotografía en la que se veía alguien idéntico a nuestro familiar, nosotros también les mostramos una foto en la que está mi familiar en medio de otros dos hermanos y sí coincidía bastante la persona muerta con mi familiar”, aseguró Encarnación Ramírez, consuegra de Luis Díaz.

Una odontóloga forense le hizo un análisis dental comparativo mediante un relato de los familiares, en donde manifestaron cómo eran los dientes del presunto fallecido, “dijo ella (la doctora) que sí, que coincidían con los dientes del fallecido”, afirmó doña Encarnación.

Reconocen el error

Después de otras tantas comparaciones que fueron transmitidas verbalmente de los familiares al personal forense, decidieron entregarle el cuerpo, tal vez sin tener la plena certeza de que era Luis Alonso Díaz Santos.

El sepelio de quien creían era Luis Díaz se llevó a cabo en el municipio de Langue, Valle.

Julissa Villanueva, directora de Medicina Forense y responsable del funcionamiento de la morgue del MP, reconoció que se cometió un error, “les brindo mis disculpas en nombre del servicio forense, lamentablemente ha ocurrido este error”, afirmó.

El cuerpo fue entregado sin haber hecho un examen científico fehaciente, que debió de culminar en la prueba de ADN, de ser necesario, pero no ocurrió así.

En cambio, se limitaron a comparaciones netamente físicas y anatómicas. Para bien de los familiares don Luis Díaz, de 54 años, fue encontrado con vida, interno en el quinto del Hospital Escuela después de 44 días de no saber de su paradero.

Desde Medicina Forense se dijo que el próximo lunes se exhumará el cuerpo que fue sepultado en Langue.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *