Medicamentos y equipo: graves flagelos de Salud Pública

junio 29, 2015

Un informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), revela con lujo de detalles la crítica situación que enfrentan a diario miles de pacientes que acuden en búsqueda de asistencia médica en un sistema de salud caracterizado por su estado de “coma” permanente, que no permite la atención con calidez y calidad que merecen los hondureños.
El ente estatal de derechos humanos considera que la situación general del sistema de salud en Honduras evidencia un marcado y continuo desmejoramiento en la calidad de atención y en los servicios brindados.  
Señala que el desabastecimiento de medicamentos, los malos tratos, la corrupción, la inseguridad y la negligencia son males evidentes del debilitamiento progresivo del sistema de salud.
En una de las inspecciones realizadas por el CONADEH se constató que sólo en el 24% de los establecimientos se encontró arriba del 80% de abastecimiento de medicamentos, el resto estaba parcialmente o en completo desabastecimiento, con niveles disponibles por debajo de la cantidad necesaria para brindar un  trato digno a los pacientes, en cualquier nivel de atención. Una de las preocupaciones del CONADEH, señaladas en el documento,  es la debilidad en la seguridad interna y manejo efectivo de los inventarios en las farmacias de los establecimientos. El documento establece que en algunos hospitales hay insuficiencia de camas para los pacientes; las máquinas de laboratorio, quirófano, anestesia, tomógrafo, equipo de cocina y rayos “X”, lavandería y otros están dañadas, mientras que otros no cuentan con ambulancias o se encuentran en mal estado.  
A lo anterior se suma, que la mayoría de los  centros de salud no disponen de una alternativa ante un eventual corte de energía en la zona, con lo que se pone en riesgo la vida de las personas que se encuentran en incubadoras, atención de emergencia y nebulizaciones.   Además, se corre el riesgo de perder aquellos suministros que necesitan ser mantenidos bajo refrigeración.  
El informe del CONADEH  hace referencia a que las remisiones de pacientes, de un hospital a otro, aumentan debido a la debilidad institucional del servicio de salud de la mayoría de los establecimientos por casos graves de enfermedades de mayor complejidad que no se puedan atender en los establecimientos con menores capacidades.  
Añade que los más afectados por las remisiones de pacientes son el Hospital Escuela Universitario y el Hospital Mario Catarino Rivas.  
Señala que la  falta de atención para personas con deficiencias renales, cáncer, tuberculosis, cirugías, embarazos, entre otros, hace que el impacto negativo en la población sea cada vez más grande, teniendo el paciente que movilizarse en situación de emergencia, deteriorando aún más su estado de salud y situación humana, así como incurriendo en gastos adicionales para su traslado.  
Establece que aunque la voluntad de las autoridades encargadas de los establecimientos hospitalarios y centros de salud es reducir el número de transferencias, estos se ven obligados a efectuarlas por la falta de accesibilidad a sus servicios, debido a la escasez de personal, desabastecimiento de medicamentos e insumos, ausencia de tratamientos especiales y servicios e infraestructura necesaria.
De acuerdo al informe, la actual estructura del sistema de salud cuenta con 1,716 establecimientos de los cuales 28 son hospitales nacionales, regionales y de área; 1606 Centros de Salud (CESAMO, CESAR; Clínicas Materno Infantil; Clínicas Periféricas; Centro Estudiantil Odontológico) y 82 establecimientos privados y de seguridad social.
Honduras se encuentra en el grupo de países con las más bajas coberturas en seguridad social, a pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años, durante los cuales casi se duplicó el número de afiliados, pasando de 372,000 a 656,865 afiliados directos y 1, 451,672 indirectos a diciembre de 2013, lo cual no corresponde con el crecimiento vegetativo de la población De la población atendida, se estima que el 50-60% está cubierta por la Secretaría de Salud, aproximadamente un 16% por el IHSS, y un 10-15% por el sector privado.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *