McCain: de prisionero en Vietnam a figura importante en la política

agosto 25, 2018

Le llamaron el «Heroe rebelde», ya que escapó de la muerte en múltiples ocasiones, como cuando fue capturado en Vietnam

 

Estados Unidos



McCain es verdaderamente un héroe rebelde. Nació el 29 de agosto de 1936, en la base aérea norteamericana de Coco Solo en el Canal de Panamá. Su padre, John McCain y su abuelo fueron almirantes de la Armada de los Estados Unidos. Siguió sus huellas y se alistó en las fuerzas navales, en donde se entrenó como piloto de guerra. Durante su periodo de entrenamiento adquirió la fama de fiestero y tomatrago.

McCain estuvo en la guerra de Vietnam, y al igual que muchos soldados, no la pasó para nada bien. Fue enviado a la zona de combate en 1965. Asignado al portaaviones USS Forrestal, pilotando A-4 Skyhawks.

En 1967, mientras se encontraba en misiones de comabtes, el portaaviones se incendió, estando su avión muy cerca. Pudo escapar con la aeronave en llamas, y mientras intentaba ayudar a otro piloto, una bomba estalló, hiriéndolo con esquirlas en sus piernas y pecho.

Su segundo episodio complicado en Vietnam, fue el que más lo marcó. McCain realizaba una misión de combate en Hanoi, capital de Vietnam del norte en aquel entonces. Su avión fue derribado, antes, el joven McCain tuvo que eyectar. Al caer se fracturó ambos brazos y una pierna.

Por si fuera poco, los vietnamitas lo capturaron, y lo llevaron, entre torturas, a la principal prisión de Hanoi, llamada irónicamente, el ‘Hanoi Hilton’.

Un periodista francés consiguió entrevistarlo mientras estaba prisionero. McCain, entre lágrimas, contó sobre las torturas que estaba sufriendo. Cuando la entrevista fue transmitida, los vietnamitas lo removieron del hospital al que lo habían llevado, y le intensificaron las torturas ya que no les convenía tener esa imagen ante el mundo.

Alcanzó «un punto de quiebre», puesto que era torturado cada dos horas, para lograr que firmara una confesión que incluía criticas a los Estados Unidos. El mal trato llegó a tal punto que McCain intentó suicidarse pero los asiáticos se lo impidieron. McCain firmó el documento y fue liberado, en 1973,  después de estar cinco años y medio como prisionero.

La dirigencia militar, la política y la opinión en general lo calificaron como un verdadero héroe. Y así sigue siendo considerado, con la excepción de Donald Trump, quien sin haber servido ni un solo día en el Ejército o en la guerra de Vietnam, se atrevió a decir que John McCain no era un héroe porque había sido capturado.

No obstante, algunas investigaciones periodísticas indican que McCain habría falsificado, en su biografía, los momentos que vivió en Vietnam. Fueron entrevistados: la enfermera que lo cuidaba, el vietnamita que lo ayudó, y otras personas llegadas que dan una versión diferente a la contada por el ex soldado.

Muchos años después McCain fue el primer rival de Barack Obama en las elecciones. La competencia fue limpia, tanto, que en una convención, una señora levantó la voz para decir que «Obama es árabe». McCain corrigió a la señora, diciéndole que se sentara porque su contrincante era un hombre de familia, «un ciudadano con el que tengo serias diferencias en asuntos fundamentales”.  Y añadió,  “queremos luchar, y yo quiero luchar pero con respeto”.

John McCain murió este sábado a causa de un tumor cerebral que fue detectado el año pasado. Esta semana su familia anunció que McCain decidió dejar de recibir el tratamiento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *