Matan a tiros a sacerdote católico en El Salvador

agosto 8, 2020

 

El Salvador



El ombudsman de El Salvador, José Apolonio Tobar, condenó y repudió este sábado el asesinato de un sacerdote católico perpetrado el viernes y pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) que realice con “objetividad una eficiente investigación”.

El religioso Ricardo Antonio Cortéz, de 45 años, fue asesinado a tiros la mañana del viernes en el kilómetro 80 de la carretera El Litoral, que conecta a San Salvador con diferentes municipios del departamento de La Paz (centro) y de la zona costera oriental.

La víctima, cuyo sepelio se llevará acabo hoy, era sacerdote rector del Seminario Mayor de Santiago de María, de la Diócesis de Zacatecoluca (centro).

Apolonio Tobar expresó, en un comunicado, que este hecho “constituye una muestra más de la inseguridad en la cual subsiste la población salvadoreña” y que “alcanza a diversos sectores, incluidos la comunidad religiosa”.

Por lo anterior, el titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) pidió a las autoridades fiscales que “realicen con objetividad una eficiente investigación en aras de recabar los elementos suficientes para garantizar el derecho de acceso a la justicia y evitar que estos hechos permanezcan impunes”.

El Ministerio Público informó el viernes de que ya se inició una investigación y que la misma será apoyada por expertos de la Unidad Central de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC).

En mayo de 2019, fue asesinado el sacerdote Cecilio Pérez al interior de la casa parroquial San José La Majada, en Juayúa, a 86 kilómetros al oeste de San Salvador.

Sobre el cuerpo del prelado, las autoridades encontraron una nota que decía: “No pagó la renta MS-13”, sin embargo las investigaciones descartaron que se tratara de un homicidio de la pandilla, si no que fue un crimen cometido por el sacristán de la parroquia, quien fue condenado a 25 años de cárcel.

Mientras, en marzo de 2018 el sacerdote Walter Osmir Vásquez Jiménez fue asesinado en la localidad de Lolotique (oeste), cuando se conducía en su automóvil a un acto religioso en la localidad de Santiago de María, donde se desempeñaba.

A la fecha, las autoridades de seguridad salvadoreñas no han informado de las investigaciones que se siguen para esclarecer dicho crimen y dar con los responsables del mismo.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las tasas de homicidios por cada 100 mil habitantes de entre 10.3 y 50.3 registradas entre 2015 y 2018, índices atribuidos principalmente a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *