Más de 686.000 deudores han sido beneficiados con alivio de sus créditos por emergencia por coronavirus

abril 19, 2020

Tegucigalpa, Honduras

En menos de un mes desde que empezó a implementarse, el Mecanismo de Alivio por la Emergencia por la covid-19 ha beneficiado a más de 686.000 deudores, entre empresas, Mipyme y personas particulares, detalla un informe de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).



Asimismo, más de 125 millones de lempiras en saldos de créditos han beneficiado a empresas grandes, a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) y personas particulares, según registra el informe hasta el pasado 10 de abril.

El pasado 21 de marzo, el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, junto con a la CNBS, logró con la banca privada un acuerdo de readecuación y refinanciamiento de préstamos sin intereses por un período de hasta 120 días para favorecer a la clase trabajadora que se ha visto afectada debido a la emergencia sanitaria nacional por el coronavirus.

El gobernante exhortó en ese entonces a que los clientes fueran a los bancos, microfinancieras y cooperativas a reestructurar sus deudas, mecanismo que incluye que sus próximas cuatro cuotas de capital e intereses pasarán al final del crédito sin afectar su récord crediticio y sin costo de intereses.

«Hondureños, toda persona o empresa tiene período de gracia hasta 120 días para pagar préstamos sin afectar su historial crediticio sin ningún recargo. Concluido el toque de queda, todos tendrán mínimo 30 días para pagar o llegar a un acuerdo con nuestra institución financiera», reforzaba el mandatario en su cuenta de Twitter.

El impacto económico y beneficios

El superintendente de la CNBS, Evin Andrade, señaló que «los decretos aprobados por el Gobierno buscan aplacar el impacto económico del covid-19 en la población hondureña».

En menos de un mes de entrar en vigencia el mecanismo de alivio se han apegado a esa normativa más de 686.000 deudores, de los cuales 248.000 son personas naturales y 438.000 empresas, para financiar más de 125 millones de lempiras, expuso Andrade.

En el caso de las Mipyme, 297.000 se han acogido al mecanismo de alivio y de gracia; 121.000 microempresas, 17.000 empresas agroindustriales y 2.500 grandes empresas, pormenorizó.

En el renglón de consumo se han acogido más de 199.000 deudores; en financiamiento de viviendas, 25.267 hondureños se han beneficiado, y en las tarjetas de crédito 23.288 clientes de la banca se han favorecido.

Readecuación o refinanciamiento

Andrade puntualizó: «Es importante saber: ¿Qué es lo que sigue después del período de gracia? Mitigar la crisis. Y lo que sigue después es que las empresas tendrán más claridad de lo que está sucediendo en nuestro país en la capacidad de pago que tienen los deudores».

Añadió que la siguiente fase es la readecuación y refinanciamientos de las deudas, por lo que los bancos tendrán que hacer planes de pago de acuerdo a la capacidad de los deudores.

En ese sentido, argumentó que todos los intereses que no se han pagado por el período de gracia van a ser capitalizados y diferidos en el tiempo que le queda en el nuevo convenio que le den al cliente en la nueva obligación.

«El 50 por ciento de todos los deudores se han acogido en menos de un mes de entrar en vigencia la normativa de alivio de deuda. Al cierre de abril esperamos que más empresas se acojan a este mecanismo», subrayó Andrade.

«Definitivamente esta medida ha tenido una buena aceptación de parte de los usuarios financieros, así como de la apertura del sistema bancario», remarcó el funcionario de la CNBS.

Con la readecuación y refinanciamiento se reactivará la economía en el país, indicó el funcionario.

¿En qué consisten los mecanismos de alivio?

El superintendente de la CNBS explicó que la iniciativa de alivio busca favorecer en los flujos de efectivo a los deudores afectados durante la crisis del coronavirus.

«Este mecanismo puede darle a usted hasta tres meses de gracia en el pago de sus obligaciones», apuntó.

Detalló que los beneficios se pueden dar en dos pasos: «el primero, cuando el cliente se ha visto afectado y va directamente al banco y dice que no tiene la capacidad de hacerle frente a su obligación y, por lo tanto, la institución le aplica el alivio de deuda».

Agregó que el siguiente paso es cuando el banco tiene mapeado en el sistema que el cliente ha sido afectado, y entonces le aplica el mecanismo de alivio de deuda.

Durante el período de gracia «no se afectará la categoría de riesgo al cliente, al deudor, y no caerá en mora en ningún momento y se mantendrá la categoría que tenía el cliente al 29 de febrero», reafirmó Andrade.

Tarjetas de crédito

En el caso de los clientes de tarjetas de crédito Andrade recomendó «a esta población que se le está venciendo el pago de su tarjeta de crédito y su flujo de efectivo se ha visto afectado porque dependen de comisiones u otros ingresos, y solo reciben su salario base con deducciones, que llamen a los bancos y justifiquen su afectación para que le den ese período de gracia».

«Si cualquier hondureño es usuario de tarjetas de crédito y su período de pago vence en estos momentos que se está en la emergencia nacional y con la disposición del toque de queda, el banco le debe de aplicar o correr la fecha de pago hasta cuando se levante el toque de queda, cinco días después, para que usted se haga presente y le haga frente a sus obligaciones», concluyó Andrade.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *