Más de 6.000 hondureños han sido detenidos por no respetar toque de queda absoluto

abril 9, 2020

Tegucigalpa, Honduras

Más 6.000 hondureños han sido detenidos por no respetar el toque de queda absoluto durante la emergencia por el coronavirus, informó este miércoles el portavoz de la Secretaría de Seguridad, comisionado Jair Meza.



«En este momento a nivel nacional más de 6.000 personas han sido detenidas por el toque de queda», precisó Meza, y agregó que a la fecha también «se han decomisado 2.000 vehículos».

«Aquí se aplica la Ley de Convivencia; en contexto, ellos están detenidos 24 horas y por los vehículos se les aplican las sanciones de 600 lempiras por vehículo», explicó Meza.

El presidente Juan Orlando Hernández anunció el 29 de marzo pasado la extensión del toque de queda absoluto hasta el próximo domingo, 12 de abril, a nivel nacional.

Meza insistió en que para enfrentar la crisis por la pandemia del COVID-19 el hondureño debe de ser disciplinado y «no saliendo de sus casas».

«Paradójicamente (el hondureño) no tiene que hacer nada y solo quedarse en casa y esa es la misión que tiene que cumplir», añadió.

«Tenemos un gran reto y vamos a quedar como la generación que les exigimos no hacer nada más que quedarse en casa y si eso no lo podemos hacer será muy triste. Así que quedémonoos en casa, disfruten de sus familias que es tiempo de paz y reflexión de estar con Dios», indicó Meza.

El portavoz de Seguridad indicó que a raíz del toque de queda se cancelaron los permisos de portación de armas de fuego.

Recomendó que, «si usted tiene su permiso, guarde su arma, que no tiene validez en este momento de alerta roja y en su momento daremos a conocer cuando pueden usar su permiso autorizado».

Meza reconoció que «el comportamiento de la mayoría de la población ha sido muy buena; sin embargo», señaló, «hay otra parte en la cual debemos de trabajar mucho».

«Por eso es que estamos haciendo los mejores esfuerzos por prevenir y que no haya mayor cantidad de infectados», agregó.

Informó que «estamos trabajando en una planificación para poder ordenar las zonas de los mercados a nivel nacional para que las personas puedan asistir en una forma más sistemática, con un mejor orden y así cumplir con todos los protocolos de bioseguridad que se pueden exigir».

Sin embargo, reiteró que «el resto de la población ha tenido una labor excepcional, ha hecho caso a todas las medidas y eso es lo importante».

Mano dura

El titular de Comunicación de la Secretaría de Seguridad precisó que en Tegucigalpa y San Pedro Sula es donde más se ha aplicado mano dura por violaciones del toque.

«A nivel nacional se está aplicando lo que es la ley y precisamente donde se reporta la mayor cantidad de detenidos es en Tegucigalpa y San Pedro Sula, que son los lugares más grandes», explicó el funcionario.

«Sin embargo, donde hay mayor incidencia es en Villanueva (Cortés), porque sabemos que hay un mayor foco de infección, que tenemos problemas precisamente con la población, donde algunos de ellos no han hecho caso y eso está provocando que haya mayor cantidad de infecciones, siendo un foco grande en ese tema», señaló.

«En esos lugares nosotros estamos trabajando, enfocando los mejores esfuerzos para que la población entienda que esta es una lucha de todos y que si les llamamos la atención o los detenemos o les decomisamos los vehículos es por el bien de ellos, para cuidar de sus familias y de nosotros mismos», apuntó.

Toque de queda parejo

Meza subrayó que el toque de queda absoluto es parejo para todos los hondureños.

«El toque de queda es a nivel nacional. Sin embargo, hay ciertas medidas de las cuales los comités que pertenecen al Estado están trabajando para enfocar para que al pueblo hondureño no le falte alimentos».

Asimismo, exhortó a la población a no movilizarse si no requiere la compra de alimentos, trámites bancarios o abastecimiento de combustible.

«Es por ello que en algunos días determinado con su último dígito (de la tarjeta de identidad) se autoriza la visita de supermercados y mercados con protocolos de bioseguridad», recordó.

«También si les falta dinero, la banca estará trabajando. También en medicinas y sistemas de salud público y privado estarán funcionando y combustibles a través de las gasolineras», indicó Meza.

Reconoció y aplaudió la importante labor que están desarrollando los entes de seguridad y los miembros del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).