Más de 300 familias se encontraron en la frontera sur de EE.UU. bajo el programa «Abrazos, no Muros»

octubre 17, 2022

Estados Unidos. 

Más de 300 familias separadas por las políticas migratorias se fundieron en abrazos y se olvidaron por un instante de la frontera que los separa, tras reunirse en los límites de la frontera entre Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas.



Fue así como se llevó a cabo la novena edición de brazos, No Muros, evento copatrocinado por la Alianza Reforma Migratoria para Texas y el Centro de Trabajadores Agrícolas Fronterizos.

Familias provenientes de California, Colorado, Michigan, Utah y otras áreas de Texas como Austin, Dallas y Wichita se congregaron en El Paso, donde la procesión hasta la frontera sur para reencontrarse con sus familiares que se encontraban al otro lado.

“Nuestro sistema fronterizo y de inmigración continúa devastando familias cada año, deportando a miles de migrantes vulnerables, muchos de los cuales han vivido en los Estados Unidos durante años y han criado a sus familias aquí. Y con la creciente narrativa supremacista blanca y las prácticas racistas fronterizas que sólo buscan causar violencia y demonizar a las personas que simplemente quieren vivir con respeto y dignidad, es de suma importancia presionar a nuestro gobierno para que actúe”, expresó Fernando García, director ejecutivo de  la Red Fronteriza por los Derechos Humanos

“Abrazos, No muros” le dio la oportunidad a niños, madres, padres, hermanos, hermanas, tías y tíos para verse, tocarse y abrazarse durante unos minutos tras una larga espera de años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum