Más de 1.700 hondureños integran la nueva caravana que marcha hacia México

enero 17, 2019

Se suma un centenar de salvadoreños

 

Guatemala



Las autoridades guatemaltecas han reportado que la nueva caravana migrante, que partió esta semana desde San Pedro Sula (Honduras), está integrada por 1.701 migrantes hondureños que hasta este miércoles han ingresado en Guatemala y se que avanzan hacia la frontera con México. A este grupo se suma otro que ha partido desde El Salvador, integrado por unos 107 migrantes, según datos del Instituto Guatemalteco de Migración.

Los registros se han realizado en los pasos fronterizos de Agua Caliente y El Florido, en el oriental departamento de Chiquimula que colinda con Honduras, y en La Hachadura, en el departamento oriental de Jutiapa, limítrofe con El Salvador. Pero varios migrantes indicaron a The Associated Press que obviaron el trámite y decidieron pasar por los puntos ciegos de la frontera.

De los hondureños que ingresaron a Guatemala, 1.219 son hombres, de los cuales 1.030 son mayores de edad, y 482 son mujeres, de las que 346 son mayores de edad, detalló la portavoz de Migración, Alejandra Mena. De los 107 salvadoreños, 87 son de hombres, uno solo menor de edad, y 20 mujeres mayores de edad.

La hondureña Miria Zelaya, que camina con 12 familiares, salió desde Colón y se dirige a Estados Unidos. Esta ama de casa aún no sabe de qué trabajará si logra alcanzar su meta, pero de lo que está segura es de que quiere llegar pese al endurecimiento de la política migratoria estadounidense, la separación de niños de sus familiares tras cruzar la frontera y el envío de soldados a la frontera entre México y Estados Unidos. “Eso no me desanima; puede más la necesidad”, dice.

La Procuraduría de los Derechos Humanos ha dicho en un comunicado que este miércoles hubo un «enfrentamiento» entre migrantes y la policía en el que resultaron heridos cuatro agentes y que la situación «se calmó» cuando las autoridades de Migración concluyeron el procedimiento de registro para el ingreso a territorio nacional. Esta institución recomendó a los agentes guatemaltecos «evitar el uso de la fuerza en los procedimientos, los cuales deben realizarse garantizando el respeto de los derechos de las personas migrantes».

Miles de migrantes centroamericanos partieron en varias caravanas el pasado octubre hacia Estados Unidos y once de ellos, todos hondureños, murieron en el intento. Estas caravanas previas, que se convirtieron en un tema de campaña de Trump para las elecciones legislativas de noviembre, se han reducido a unos cuantos cientos de integrantes. Muchos decidieron regresar a Centroamérica o echar raíces en México. Pero, pese a la estricta postura migratoria del gobierno de Trump, casi la mitad, de acuerdo con los registros de arrestos de la Patrulla Fronteriza, han intentado ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

Alrededor de 6.000 centroamericanos llegaron a Tijuana en noviembre en medio de conflictos en ambos lados de la frontera sobre su presencia en esa ciudad mexicana colindante con San Diego. Este lunes, menos de 700 migrantes permanecían en un albergue improvisado en Tijuana que habilitó el gobierno mexicano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *