Más 60 años de cárcel para que violó e incineró a una niña en Colombia

octubre 5, 2018

Un tío de la niña asesinada, Adolfo Enrique Moreno, sostiene que Arrieta García «no era un enfermo mental», sino «un hombre normal» y lo había planificado todo.

Colombia.

El brutal asesinato de una menor de nueve años en el municipio colombiano de Fundación (Magdalena) ha conmocionado al país.
, de 9 años, desapareció en la tarde del 28 de septiembre en el municipio de Fundación (departamento de Magdalena, Colombia), y la misma jornada fue cruelmente asesinada en un estacionamiento cerca de la casa del agresor.



Los vecinos notaron una gruesa columna de humo y un fuerte olor a carne quemada, y así dieron con los restos calcinados de la niña junto con su asesino, Adolfo Arrieta García. El hombre de 47 años había introducido a la menor en su casa a la fuerza, abusó sexualmente de ella, la ahorcó y después la quemó en un fogón. Fue detenido por la Policía el mismo día.

Este jueves la Fiscalía de Colombia ha emitido un comunicado con los detalles de la investigación y ha confirmado que Génesis fue violada antes de morir. «Los resultados de la prueba genética realizada evidenciaron que la niña fue víctima de abuso sexual, asfixia mecánica y, posteriormente, el cuerpo fue incinerado», concluyeron las autoridades.

El director seccional de la Fiscalía de Magdalena que se ocupa del caso, Vicente Guzmán, afirmó que Arrieta García afronta la pena máxima de 60 años de prisión por el horrendo crimen de ser hallado culpable de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, informa El Heraldo.

Según Guzmán, el procesado «aceptó el feminicidio agravado», por lo cual la sentencia se dará a conocer pronto, «más no el acceso carnal». «Debe ahora la fiscal romper la unidad procesal para que otro fiscal de delito sexual pueda llevarlo a juicio para hallarlo responsable», comentó.

Ver imagen en Twitter

«Creyó que quemaba un perro»
Los motivos del crimen se desconocen, pero Guzmán aseguró que se trata de «una situación demencial aberrante, fuera de reglas» y que los investigadores estudian el perfil de Arrieta García para establecer su salud mental.

Guzmán también indicó que «el monstruo de Fundación», como se le conoce popularmente después de lo sucedido, tiene antecedentes por violencia: «una sentencia ejecutoriada y cumplida por lesiones personales» y un caso de violencia intrafamiliar que no fue denunciado. El hombre disparó tres veces a su mujer en medio de una discusión, aunque sin acertarla. Después de ese episodio, su pareja se separó de él.

El abogado del asesino, César Cadena, afirma que su cliente «no sabe explicar qué fue lo que le ocurrió». Contó que estaba durmiendo y se despertó «con gran rabia, ira, furia», molesto por el ruido de la calle, donde estaban jugando los niños. «Vio a la niña, la hizo ingresar a su casa y después recuerda que la estaba ahorcando. Cuando reaccionó, soltó a la niña y ya era muy tarde, la niña estaba muerta», indicó Cadena citado por la emisora de radio colombiana La FM.

Según Cadena, «es como si tuviera una laguna mental». «Creyó que lo que estaba en la hoguera era un perro», recoge sus palabras El Heraldo. El canal NTN difundió un video con la confesión del propio victimario, que pide «el perdón de Dios» y se disculpa ante la familia de la menor.

Un tío de la niña asesinada, Adolfo Enrique Moreno, sostiene que Arrieta García «no era un enfermo mental», sino «un hombre normal» y lo había planificado todo. «Un día antes había estado en un billar y me saludó normalmente», recordó Moreno. Agregó que vivía solo después de que su mujer se hubiera ido y que Génesis lo conocía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *