Mamá de niña coreana demandará a quien use fotografías de su hija

septiembre 13, 2021

Redacción

Una de las funciones más destacadas de WhatsApp durante el último año ha sido el uso de stickers. Esta nueva herramienta de comunicación se ha convertido en la forma favorita de la comunidad internauta para expresar sentimientos, reacciones y ciertas expresiones que se consideran famosas gracias a contenidos digitales como memes y hasta videos de TikTok. Si eres una persona que consume contenido digital constantemente, probablemente sepas perfectamente quién es la niña que aparece en la siguiente fotografía:



Se trata de Rohee, también conocida como Jinmiran Baby, una pequeña niña de origen coreano cuyo rostro comenzó a convertirse en memes y, posteriormente, en stickers. La pequeña se comenzó a viralizar en 2019, lo que ocasionó que la población mundial comenzara a reconocerla y a fabricar más contenido con su imagen, convirtiéndola en tiernos memes. A pesar de ser considerada una de las estrellas más importantes de internet actualmente, parece que sus padres no están tan convencidos al respecto.

Crearon una cuenta de Instagram

Al inicio, cuando su hija apenas se viralizaba, sus padres crearon una cuenta de Instagram en donde publicaban, como hasta el momento, fotografías de la pequeña en divertidas situaciones, con gestos particulares y en situaciones que daban pie a la creación de cierto contenido. Actualmente, dicho perfil continúa activo y ya cuenta con casi un millón y medio de seguidores, además de que acumula poco más de 4 mil publicaciones.

Sin embargo, el fenómeno de la conocida como «niña coreana» comenzó a escalar tan velozmente que algunas marcas comenzaron a acercarse para que la bebé Rohee protagonizara una serie de campañas publicitarias. Lo que podría parecer una excelente oportunidad se complicó en el momento en que se especificó que, de aceptar el contrato, nadie más podría lucrar con la imagen de la pequeña.

Buscará demandar a quienes usen las fotos de su hija sin permiso
Como parte de las medidas para evitar que se use la imagen de su hija, los padres de Jinmiran escribieron una leyenda en la que solicitaban a los seguidores no copiar ni capturar las fotografías de la niña coreana sin permiso, pues únicamente sus tutores pueden realizar este tipo de acciones de manera legal o con fines comerciales. A pesar de dichos intentos, la madre de la pequeña ha declarado que establecerá medidas más drásticas.

La tutora de la niña coreana buscará demandar a todas aquellas personas que utilicen el rostro de Jinmiran sin autorización, pues Rohee se encuentra en proceso de firmar una serie de contratos, por lo que los derechos de su imagen se verán comprometidos. La situación ha generado una serie de dudas por parte de la población y, en plataformas como Twitter, ya circulan una serie de memes que abordan la situación, como quienes afirman que están dispuestos a ir a la cárcel por usar los famosos stickers.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *