Los secretos sexuales que las mujeres nunca cuentan

abril 26, 2019

La sexualidad de hombres y mujeres es diferente y, a día de hoy, sigue siendo un secreto para el género opuesto

Honduras

Cada persona, y mujer en especial, es un mundo. Las necesidades de cada una son diferentes para alcanzar el orgasmo. Por supuesto que el ritmo con respecto a los hombres es diferente. De hecho, según las estadísticas los hombres prefieren tener sexo por las mañanas y las mujeres por la noche.



Independientemente del bioritmo de cada uno, hay otras cosas a tener en cuenta y que las mujeres no dicen tan fácilmente.

El tamaño siempre importa

Para empezar, el tamaño sí importa en el sexo. Pero se queden tranquilos, no es exactamente por las razones que imaginan. Los hombres creen que entre más parecidos a los hombres de las películas para adultos, mejor, no es así. Si el miembro masculino es muy grande, puede producir más dolor que placer.

Vínculo emocional

Las mujeres tienden a tener intimidad, porque es una forma de reforzar el vínculo que tienen con su pareja.  No es solo cuestión de practicar sexo y ya. Hay que ir más allá, ponerse en ambiente, intentar seducirla.

¿Luces sí o no?

Según estudios científicos, los hombres son visuales. Les gusta ver y así se excitan más. Hay muchas mujeres que no se sienten cómodas practicando sexo con las luces encendidas, aunque no lo digan. Lo bueno es llegar a un acuerdo. Un día con las luces prendidas y otro día con la luz apagada.

No es no

Aunque sean pareja, no hay que mantener sexo siempre. Las mujeres, al tardar más en llegar al orgasmo, necesitan también más tiempo para entrar en acción. El estrés, el día a día y sus preocupaciones pueden disminuir las ganas, por lo que si el hombre llega con ganas y la penetración se produce antes de la excitación, puede producir dolor. No hay que cumplir con la actividad sexual por satisfacer a la pareja.

Decir cosas bonitas

Las mujeres somos muy exigentes con nosotras mismas, nos cuesta mucho aceptarnos y querernos tal y como somos. Nunca estamos conformes con nuestro físico. Las detestables estrías, la celulitis, todo cuenta a la hora de genera complejos, así que nunca está de más unas buenas palabras que nos hagan sentirnos más bellas.

Quizá sea esa la clave de todo, lo que nos da seguridad y nos puede hacer disfrutar más.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *