Los países más peligrosos del mundo para nacer

febrero 27, 2018

El informe confirma que aquellos países con ingresos más altos, suelen ser también los que tiene la tasa de mortalidad más baja

 

Estados Unidos



UNICEF acaba de presentar un interesantísimo estudio que analiza en qué países es más peligroso nacer, tanto por el riesgo de fallecer durante el parto, como por el de morir a los pocos meses de edad.

El informe confirma que aquellos países con ingresos más altos, suelen ser también los que tiene la tasa de mortalidad más baja (de 1 por cada 333 bebés), mientras que aquellos con las rentas más bajas, son los que presentan más casos de mortalidad entre los recién nacidos, con una media de una muerte por cada 37 nacimientos.

Y según este estudio, Pakistán es el país menos seguro para la salud de los recién nacidos. Las cifras muestran que uno de cada 22 bebés no llegan a cumplir un mes de vida. Le siguen en este trágico ranking: República Centroafricana, Afganistán, Somalia, Lesoto, Guinea-Bissau, Sudán del Sur, Costa de Marfil, Mali y Chad.

Mira aquí: Informe ONU: los hombres siguen ignorando trabajo doméstico de mujeres

En el extremo contrario se encuentran aquellos otros diez países con unas tasas de mortalidad entre recién nacidos más bajas, que son: Japón, Islandia, Singapur, Finlandia, Eslovenia, Estonia, Chipre, Corea del Sur, Noruega y Luxemburgo. Hay que decir que España está muy bien situada porque, aunque no entra en el ranking de los diez mejores países para nacer, se sitúa muy cerca, ya que ocupa el puesto número 13 en la lista.

Los factores asociados

Menciona la educación a las futuras madres, el abordaje del embarazo en adolescentes y servicios de salud centrados en la labor de las parteras.

La pobreza pareciera ser otro factor relacionado con la supervivencia neonatal, concluye Unicef.

Le interesa: Autoridades descartan casos de “Kawasaki” en Hospital Escuela

En promedio, en los países donde las familias tienen altos ingresos la tasa de mortalidad es de 1 por cada 333 bebés, mientras que en aquellas naciones de bajos ingresos, muere uno por cada 37 recién nacidos.

La importancia de lavarse las manos

Nacimientos prematuros, complicaciones en el parto, infecciones como sepsis, meningitis y neumonía son algunas de las principales causas de la mortalidad neonatal, señala el informe de Unicef. Muchas de ellas son prevenibles o tratables.

Reducir esas muertes, según Unicef, implica garantizarle a las familias acceso al agua potable y centros de salud funcionales donde tanto madre como recién nacidos dispongan de medicamentos vitales y equipos médicos.

También es clave educar a las mujeres para que demanden y reciban cuidados de salud de calidad.

«Eso empieza con la posibilidad de que las parteras puedan lavarse las manos, dispongan de electricidad al momento del alumbramiento y cuente con los medicamentos básicos», dice Steve Peterson, jefe de salud de Unicef.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *