Los demócratas planean más presión sobre Trump en la tercera semana del cierre del gobierno

enero 7, 2019

Estados Unidos

Los demócratas de la Cámara de Representantes planean aumentar la presión sobre Donald Trump, que se mantiene firme en sus demandas de financiación del muro fronterizo, y los legisladores republicanos para reabrir el gobierno en la tercera semana del cierre parcial.



El gobierno se mantiene firme en su demanda de 5,7 mil millones de dólares para una «barrera de acero» en la frontera entre México y Estados Unidos, pero propuso 800 millones de dólares para «atender las necesidades humanitarias urgentes», según una carta enviada por el director en funciones del presupuesto de la Casa Blanca, Russell T. Vought, a los líderes demócratas. Pero el muro «es central en para cualquier estrategia», escribe Vought.

Trump aseguró este domingo que a los demócratas «no les gusta el concreto, así que les daremos acero».

El presidente ya ha sugerido que su definición del muro es flexible, pero los demócratas han dejado claro que consideran que un muro es inmoral e ineficaz y prefieren otro tipo de seguridad fronteriza que se pueda financiar en niveles ya acordados.

El presidente no descarta, como ha reafirmado, declarar la emergencia nacional para eludir el Congreso y gastar el dinero como mejor le parezca.

Con el cierre parcial en su tercera semana, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, expresó que tiene la intención de comenzar a aprobar facturas individuales para reabrir las agencias en los próximos días, comenzando con el Departamento del Tesoro para garantizar que las personas reciban sus reembolsos de impuestos.

Ese esfuerzo está diseñado para exprimir a los republicanos del Senado, algunos de los cuales están cada vez más ansiosos por el cierre prolongado.

Funcionarios de la Casa Blanca confirmaron la solicitud de financiamiento de Trump en una carta a Capitol Hill tras una reunión este domingo con asistentes del Congreso dirigida por el vicepresidente, Mike Pence, que ha dejado pocos avances.

La Casa Blanca dijo que la carta, así como los detalles proporcionados en la reunión, buscaban responder las preguntas de los demócratas sobre el muro. Sin embargo, la oposición dijo que aún no se ha proporcionado un presupuesto completo sobre cómo se gastaría el dinero solicitado.