Ecuador: Los cadáveres se acumulan en las calles de Guayaquil, desbordada por el coronavirus

abril 2, 2020

Guayaquil, con 2,3 millones de habitantes, es la ciudad más castigada por el coronavirus en todo el país.

Guayaquil, Ecuador

Agilizar la recogida de los fallecidos por coronavirus. Es la prioridad de las autoridades ecuatorianas en Guayaquil, completamente desbordadas por la propagación del COVID-19.



El colapso de los servicios sanitarios y funerarios obliga a las familias a convivir con los fallecidos. Por eso, muchos han optado por dejar los cuerpos en las puertas de sus casas para frenar los contagios, que se han duplicado en los últimos días.

«¿Qué está pasando en el sistema de salud pública del país? No retiran a los muertos de las casas, los dejan en las aceras, nadie los quiere ir a recoger», alertaba ya durante el fin de semana la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, desde su casa donde está aislada, cumpliendo cuarentena por el Covid-19.

Baile de cifras

Guayaquil, con 2,3 millones de habitantes, es la ciudad más castigada por el coronavirus en todo el país. Concentra el 47% de los casi 3.000 casos de contagio en el país y 100 fallecidos. Una cifra que no incluye a muchas víctimas que han muerto sin que se les haga la prueba para detectar la presencia del virus.

El toque de queda impuesto el pasado 16 de marzo, desde las 14:00 hasta las 5:00, complica también los trámites de defunción. En el Registro Civil se han inscrito desde el 23 de marzo más del triple de actas de defunción que se emiten regularmente.

En una jornada normal se inscriben entre 30 y 40. Las autoridades barajaron la opción de construir una fosa común. Pero el presidente del país, Lenín Moreno, lo ha descartado y ha asegurado que las víctimas tendrán un entierro digno.

El primer positivo por coronavirus en Ecuador se confirmó el 29 de febrero, una mujer ecuatoriana que residía en España y que falleció poco después.