Localizan a periodista detenido por Bielorrusia tras desvió de avión

mayo 24, 2021

 

Bielorrusia



La policía bielorrusa confirmó este lunes el paradero del periodista Roman Protasevich, que fue apresado el domingo al desviar las autoridades locales un avión de la compañía Ryanair que se dirigía a Lituania.

Protasevich, de 26 años, se encuentra en la prisión preventiva número 1 de Minsk, según informó Olga Chemodánova, portavoz del Ministerio del Interior bielorruso en su canal de Telegram.

A su vez, rechazó la información de que el reportero haya sido ingresado en un hospital debido al repentino deterioro de su estado de salud.

La madre del joven informó a varios medios de que había recibido una llamada de que su hijo había sido hospitalizado debido a un problema cardíaco y que su estado era crítico.

“Roman tiene problemas de corazón, por lo que no lo enviaron al Ejército. En una ocasión estuvo en estado de preinfarto. Si le hicieron algo, eso pudo provocar un ataque al corazón”, comentó al canal Belsat.

Mientras, un canal progubernamental de Telegram publicó un vídeo, que después fue reproducido por la televisión pública, donde Protasévich niega que tenga “problemas de salud” y asegura que el trato que ha recibido por parte de las fuerzas de seguridad es “correcto”.

A su vez, agrega que está “colaborando con la investigación” y admite su “culpabilidad” de haber organizado disturbios masivos en Minsk.

Protasevich, que había sido declarado en busca y captura por Minsk, fue detenido el domingo cuando su avión, que volaba de Atenas a Vilna, fue obligado a aterrizar de emergencia en la capital bielorrusa debido a un supuesto aviso de bomba a bordo.

El reportero, antiguo director del canal de Telegram Nexta, la principal fuente de información sobre las protestas antigubernamentales que estallaron tras las fraudulentas elecciones presidenciales de agosto de 2020, podría ser condenado a 15 años de cárcel.

El KGB le incluyó en noviembre de 2020 en la lista de terroristas después de que la Justicia presentara contra él cargos por organizar desórdenes masivos, atentar contra el orden público e instigar la discordia social.

La Unión Europea y Estados Unidos han demandado su inmediata liberación, al igual que la oposición bielorrusa en el exilio, que acusa al KGB de haber detenido a Protasevich en el marco de una operación especial.

Las autoridades bielorrusas niegan haber desviado el avión para apresar al reportero, sino debido a un aviso de bomba, aunque las fuerzas de seguridad locales no encontraron ningún artefacto explosivo.

También ha sido detenida la supuesta novia de Protasévich, Sofia Sapega, estudiante rusa de la Universidad Humanitaria Europea de Vilna.

Según sus familiares, Sapega está retenida en el infame centro de reclusión de Okréstina en Minsk, donde decenas de manifestantes fueron víctimas de abusos y torturas tras las elecciones presidenciales.

Rusia ha defendido la actuación de las autoridades bielorrusas y, con respecto a la detención de Protasevich, la ha considerado un asunto interno.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *