Lo que No debes decir al negociar mejor sueldo

marzo 27, 2019

Cuidando mejor tus palabras podrías tener el trato que deseas

 

Honduras



Pedir un aumento de salario resulta, para muchos, el trámite más incómodo ante el jefe. Sin embargo, si estás seguro que lo mereces, no deberías tener muchos problemas para negociar.

Aún así, pese a merecerlo, puede que no consigas nada, sobre todo si pronuncias algunas frases que comprometen la misión.

“Acepto lo que me están ofreciendo”

Según un estudio hecho por la empresa consultora Robert Half, solo el 55% de los empleados trató de negociar un salario más alto en su última oferta de trabajo.

Es decir, casi la mitad de los que buscan empleo no piden aumento en su paga, incurriendo en un error.

Al evitar negociar, hay probabilidad de que pierdas dinero puesto que en el mismo estudio se demostró que el 70% de los reclutadores no esperan que los candidatos acepten la primera oferta que se les ofrece.

Es decir, ¡que ese 70% espera que le pidas más dinero!

“Mi salario actual es…”

Esa información nunca debe ser revelada. Cuando cambias de trabajo buscas un pago basado en el valor que tienes en el mercado laboral, no en tu salario actual.

Si un reclutador te pregunta cuál tu sueldo actual, tú pregúntale cuál es el rango de sueldos que ellos manejan en la empresa. Una vez que te diga este dato, simplemente dile el rango salarial que estás buscando. De esta forma, evitarás dar un número más bajo de lo que pensaban pagarte.

“Quiero más de lo que me ofrecen”

Esto no te servirá de mucho para negociar, pues lo recomendable es dar un monto específico para que la otra persona tenga claro lo que estás buscando y si él puede dártelo.

Por eso, lo mejor, sería decir algo como: “Me ofreciste X, pero si puedes ofrecerme Y, aceptaría el trabajo”. Después de esto, sería bueno que dijeras algunas de las razones por las que vales esa cantidad.

“No me gusta pedirlo, pero…”

Esta es una frase terrible porque nunca deberías disculparte por pedir más dinero, ya que, cuando lo haces, básicamente estás diciendo que no crees que mereces un salario más alto.

Tampoco cometas el error de decir: “No sé si alcance el presupuesto, pero…”, ya que así le estarás dando al empleador razones para que te niegue un aumento.