Widget Image
Llevaba niñas hondureñas a México y las vendía a un night club 2

Llevaba niñas hondureñas a México y las vendía a un night club

La Fiscalía hará una petición de condena de hasta 24 años de reclusión y el pago de una multa de 250 mil lempiras por cada víctima.

 

San Pedro Sula, Honduras

En audiencia de juicio oral y público, Enil Gerardo Medrano, señalado de dirigir una red dedicada a la venta y comercialización de menores de edad para ser explotadas sexualmente, fue declarado culpable del delito de Trata de Personas.

La Fiscalía Especial de la Niñez de San Pedro Sula, acreditó que Medrano en fecha 9 de febrero de 2008 bajo engaños trasladó hasta Chiapas, México a dos menores de edad a quienes prometió en aquella ciudad un trabajo honrado y muy bien remunerado.

Llevaba niñas hondureñas a México y las vendía a un night club

Las menores entusiasmadas por la oferta laboral del ahora condenado, aceptaron la propuesta del viaje, pero una vez en la ciudad de Chiapas, éste las condujo hasta un centro nocturno donde las “vendió”.

Mira aquí: Mujer asesinada en SPS era exgerente de un banco (FOTOS)

Las niñas empezaron a vivir dentro de un “Night Club” hasta que una de las víctimas, tras varios días de encierro y vivir en explotación sexual, logró fugarse del negocio y buscó auxilio ante las autoridades para posteriormente efectuar su regreso a Honduras. Gracias a esta acción la otra menor fue rescatada.

La Fiscalía Especial de la Niñez al recibir la información por parte de las autoridades mexicanas inició las investigaciones logrando identificar a Enil Gerardo Medrano para posteriormente ejecutar su captura.

Te interesa: Saquean tienda de conveniencia en bulevar Suyapa de Tegucigalpa (VIDEO)

El testimonio de las víctimas fue fundamental para lograr el fallo condenatorio contra el acusado quien dirigía una red dedicada a la venta de menores para ser explotadas sexualmente en la ciudad de Chiapas, México.

Para el próximo 15 de enero de 2018 está prevista la Audiencia de Individualización de la Pena, donde la Fiscalía hará una petición de condena de hasta 24 años de reclusión y el pago de una multa de 250 mil lempiras por cada víctima.