Llega a Honduras el zancudo transmisor del dengue en Asia

julio 29, 2013

El zancudo Aedes Albopictus, principal transmisor de dengue en Asia, ya está en Honduras. Según estudios realizados por la Secretaría de Salud, el vector (también conocido como “tigre asiático”) ya está identificado en algunas zonas del país, entre ellas el cerro Juana Laínez en Tegucigalpa y la ciudad de La Ceiba. El Aedes Albopictus se caracteriza por su coloración negra y blanca en el tórax. El abdomen y las patas poseen bandas negras y blancas, además tiene una notable línea blanca central en el tórax y cabeza. A este zancudo se le atribuye la transmisión de la fiebre amarilla y de la fiebre chikungunya.

Según el doctor Romeo Montoya, especialista en enfermedades transmisibles y no transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la ruta de invasión de este zancudo ha incluido Centroamérica. “A nivel de Centroamérica, en Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Panamá ya está confirmado que está circulando el Aedes Albopictus que es el famoso ‘tigre asiático’”, señaló Montoya. Sin embargo, aseguró que las condiciones climáticas no favorecen para que este zancudo sea un potente transmisor y afecte con la misma agresividad que el Aedes aegypti. “En las Américas se ha comprobado que el transmisor ideal del dengue es el Aedes Aegypti. No es como en Asia, donde tiene ese nombre de ‘tigre asiático’, porque allá es el transmisor ideal, pero en América no se ha comprobado”, explicó.



El galeno apuntó que este zancudo no debe causar alarma en la población; sin embargo, es necesaria su identificación y la aplicación de medidas continuas de prevención. Las larvas de esta especie, al igual que las del zancudo Aedes Aegypti, se desarrollan en recipientes donde existen pequeñas cantidades de agua, sobre todo si se hallan en lugares sombreados como jarras, latas, floreros, maceteras y otros recipientes en jardines o patios. La llegada de este zancudo al país pudo producirse durante el transporte de personas o de mercancías con restos de agua acumulada, tal como neumáticos usados, o plantas ornamentales, por ejemplo, el bambú.

El único medicamento recomendado por los especialistas es el acetaminofén para controlar la fiebre. Se debe prestar mayor atención en el caso de los niños menores de dos años y adultos mayores, ya que integran el grupo de los más vulnerables y menos resistentes a la enfermedad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *