LIBRE castiga a Honduras

noviembre 12, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El Partido Libertad y Refundación (LIBRE) tuvo un nacimiento privilegiado, producto de un acuerdo político entre Pepe Lobo, Hugo Chávez y el Presidente Juan Manuel Santos de Colombia. Se trataba de buscar la reincorporación de Mel Zelaya en el escenario político hondureño, después de haber sido derrocado en un golpe de gobierno, que no es lo mismo que un golpe de Estado, y buscando aplacar la convulsión social que los seguidores de Zelaya llevaban a las calles, causando daños y estragos, más a los negocios y ciudadanos, que a la vida de la República. El entonces Presidente Pepe Lobo consultó con las élites del país para favorecer el regreso de Mel Zelaya, mas no el hecho de premiarlo dándole el privilegio de aceptarle organizar un partido que no pasaría por los trámites exigidos por la Ley Electoral.



En esas circunstancias, los dirigentes y militantes de LIBRE deberían estar agradecidos con Honduras, y no solo con determinadas personas, porque formar un partido es un trámite que lleva mucho tiempo por la compleja organización estructural, y si no veamos el tiempo que ocupó Romeo Vásquez con su Alianza Patriótica, Esdras López con su Nueva Ruta y ahora el nuevo Partido Salvador de Honduras.

Un partido en las circunstancias privilegiadas que se le concedieron  a LIBRE debería tener solo agradecimiento con Honduras y los hondureños, en cambio, la respuesta es al contrario, sus dirigentes máximos y medianos hablan de castigar a Honduras con un paro nacional. Suena completamente absurdo oír a Mel Zelaya y a Juan Barahona pregonar con un entusiasmo inusitado que trabajan desde ahora para llevar a cabo un paro nacional al nomas comenzar el próximo año. Y explican con lujo de desprecio, que no hacen el paro en estas fechas prenavideñas porque como todo mundo anda alborotado con el espíritu festivo, nadie estará para apoyar un paro nacional.

Vaya generosidad de Mel Zelaya y Juan Barahona, hay que agradecerles al menos que no nos amarguen las fiestas navideñas, pero al mismo tiempo hay que estar prevenidos para inicio del año próximo porque LIBRE sacará sus baterías para inmovilizar al país con un paro nacional. Tenga o no tenga respuesta el llamado de los dirigentes de LIBRE, es reprochable que un partido al que se le brindó en bandeja de plata el ingreso a la vida política, pague el tremendo favor que le hizo el gobierno de Pepe Lobo, trabajando por realizar acciones negativas desde un paro nacional.

Nos preguntamos: ¿Qué propuestas en favor de Honduras ha hecho LIBRE en su corta existencia? Ninguna en absoluto, en cambio tomarse el trabajo de planificar un paro nacional, pensamos que respondería a un sector que se sienta agraviado porque no le han permitido la participación en la vida política, que no es el caso de LIBRE. Este partido sin haber cumplido los requisitos establecidos en la ley, hoy tiene representantes en los organismos electorales, ha sido triplemente privilegiado por el resto de la clase política y sin embargo la gala que lo enorgullece es anunciar paros nacionales para dañar la marcha de la economía de los ciudadanos, de los empresarios grandes, medianos y pequeños y por ende de la economía nacional.

¿Con qué mentalidad operan los líderes y dirigentes de LIBRE? A la vista está que con el único propósito de hacerle daño a Honduras cada vez que pueden, lo cual es una terrible bellaquería, porque solo los bellacos malagradecidos muerden la mano del que les ha dado de comer. Y es Honduras, la Patria, a través de la clase política gobernante en  determinado momento, la que abrió todas las trancas para que LIBRE ingresara a la vida pública sin cumplir los requisitos que los demás partidos han tenido que cumplir al pie de la letra.

No se vale para un país tan noble como es Honduras, tener hijos tan malagradecidos como son los dirigentes de LIBRE, que se jactan orgullosamente de estar preparando paros para hacer daño, para torpedear la economía de los sectores que si trabajan, que no viven de la deuda política que se sustancia con los dineros que pagamos los contribuyentes a través de una asfixiante tasa tributaria.

¿En qué país creen que viven los señores dirigentes de LIBRE? Si Mel Zelaya y Juan Barahona quieren tener crecimiento como partido político, deben cambiar sus actitudes y su proceder político. ¿A quién creen que dañan con un paro nacional? ¿Al gobierno? ¿A JOH? Como ni Mel Zelaya ni Juan Barahona trabajan, y por lo tanto no pagan un centavo de impuesto, ni crean un tan solo puesto de trabajo, salvo las deducciones que les hacen por el salario que perciben como diputados, no saben ni jota de las tribulaciones y los desvelos que pasan los pequeños, medianos y grandes empresarios por subsistir con sus empresas que son los que generan miles de puestos de trabajo.

El problema para los socialistas es que, como no son empresarios, no saben de estos asuntos de generar empleo. Entonces que por lo menos entiendan que cuando afectan la economía, afectan a la gente, gente que no les dará el voto nunca mientras mantengan estas posiciones absurdas de torpedear con paros la vida económica del país. Gracias a estas posiciones absurdas, si dependiéramos de LIBRE, el futuro de Honduras sería de lo más incierto.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 12 de noviembre de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *