LG y Samsung abren un nuevo frente con los smartphones de pantalla curvada

octubre 14, 2013

 

Si quedaba algún frente abierto en el cada vez más competitivo mercado de los smartphones, el de las pantallas curvadas y, en teoría, flexibles, era un territorio sombrío y oscuro en el que pocos fabricantes se han atrevido a explorar. Como Samsung quiere copar todos los segmentos se apresuró a lanzar el Galaxy Round. Su rival LG no ha querido ser menos y ha desvelado el LG G Flex.



Este nuevo smartphone curvado de LG ha sido filtrado en unas supuestas imágenes en las que se aprecia un dispositivo que apunta a ser irrompible, según la compañía de LG en declaraciones a Engadget. El terminal, aún en fabricación, saldrá a la venta el próximo mes de noviembre. Respecto al diseño, la apuesta de LG es ofrecer una pantalla algo más grande, de hasta 6 pulgadas, e incorporará la batería escalonada del fabricante surcoreano por primera vez, una decisión que no pilla por sorpresa.

Así lo ha desvelado LG Chem, división de la compañía surcoreana, quien ha anunciado el lanzamiento en masa baterías «nunca antes vistas» en un comunicado de prensa enviado a medio estadounidenses. La de las baterías sigue siendo una lucha constante entre los fabricantes en aras de mejorar la autonomía de los «smartphones»

La competencia en este sector acaba de comenzar. Ya hay ejemplos de ellos, que marcarán posiblemente los próximos años. El Galaxy Round, nuevo «smartphone» curvado de Samsung, aterrizó en los mercados el pasado miércoles y ya tiene un fuerte competidor. El terminal construído por LG es algo distinto. Destacaría -según las imágenes conocidas- por poseer una curvatura vertical, es decir, de arriba a abajo de la pantalla, y más o menos semejante a la forma de un plátano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *