Legisladores hispanos abogan por menores

julio 12, 2014

El bloque de legisladores hispanos, cuyos 26 integrantes son demócratas, se declaró en contra de eliminar el derecho a audiencias judiciales para los menores centroamericanos que llegan a la frontera estadounidense sin documentos ni acompañantes adultos.
El legislador Luis Gutiérrez dijo que los integrantes del bloque le llevarán ese mensaje al presidente Barack Obama, con quien esperan reunirse durante los próximos días.
La Casa Blanca inicialmente se mostró a favor de modificar una ley aprobada en 2008 para proteger a las víctimas del tráfico y la explotación sexual y que requiere audiencias judiciales para los jóvenes inmigrantes que llegan a Estados Unidos desde países «no contiguos», es decir, cualquier otro que México o Canadá.
Los republicanos quieren más velocidad en los procesos de deportación abiertos a los 57.000 niños que han llegado a Estados Unidos desde octubre hasta mediados de junio procedentes en su mayoría de Guatemala, Honduras y El Salvador, según la policía aduanera y fronteriza.
Sin embargo, la propuesta para modificar la ley quedó fuera de la solicitud enviada al Congreso por 3.700 millones de dólares adicionales para procesar a los niños ante las quejas de defensores de los inmigrantes y algunos demócratas.
«Planeo apoyar la solicitud presupuestaria del presidente pero debemos asegurarnos que no vulnera la justicia para los niños», dijo Gutiérrez en conferencia de prensa.
Agregó que «no votaré por un proyecto de ley que incluya modificaciones» a la ley de 2008. «Debemos tener un proyecto de ley sin modificaciones».
El presidente del bloque hispano, el representante por Texas Rubén Hinojosa, dijo que los niños centroamericanos «pueden ser nuestros sobrinos, sobrinas o nietos».
Hinojosa aclaró que la postura del bloque de legisladores hispano en este tema no incluye a otro de sus integrantes de Texas, Henry Cuellar, quien ha criticado a Obama por su decisión de no visitar la frontera cuando viajó a ese estado esta semana.
Por su parte, el presidente de la comisión de asignaciones de la cámara baja dijo el viernes que consideraba excesivo el monto solicitado.
«Es demasiado dinero. No lo necesitamos», dijo a periodistas Hal Rogers, el republicano por Kentucky que preside el panel encargado de controlar el gasto público.
Gutiérrez agregó que cuando vean al presidente le insistirán para que suspenda vía decreto las deportaciones de los inmigrantes sin autorización que se habrían beneficiado con el proyecto de ley migratoria aprobado por el Senado en junio de 2013 que fue rechazado por la mayoría republicana en la cámara baja.
El bloque recomendó en mayo a la Casa Blanca medidas migratorias para mitigar el impacto que las deportaciones tienen en la comunidad hispana.
Se estima que dos millones de personas han sido deportadas desde que Obama asumió la presidencia en 2009.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *